Etiqueta: etiqueta europea

3 claves para entender la etiqueta europea de los neumáticos

¿Sabes interpretar la etiqueta europea de los neumáticos? Si la respuesta es no, este post te interesa, ya que estas etiquetas son el mejor aliado a la hora de hacer la mejor elección para tu vehículo. Su contenido informativo evalúa tres características clave: seguridad, consumo y ruido. La combinación de estas tres características te indicará la calidad global del neumático.

 

Seguridad

En lo que a seguridad se refiere, la etiqueta europea de los neumáticos valora la adherencia en superficie mojada de la A a la G. Siendo la A la que tiene más adherencia y la G la que menos, lo que te indica la capacidad de frenado sobre mojado. El mejor neumático con clasificación A, necesita 18 metros menos para detenerse sobre mojado que uno con clasificación G. De modo que de la A a la C estamos ante un nivel de seguridad alto. Mientras que E y D indican un nivel de seguridad medio y F y G bajo.

 

Consumo

La resistencia a la rodadura influye en el consumo de combustible, tanto que la diferencia entre un neumático valorado con una A y otro valorado con G puede llegar a ahorrarte 6 litros de combustible cada 1.000 kilómetros. Ten en cuenta que a menor resistencia, menor consumo y por tanto menos emisiones de gases contaminantes. De manera que además de que estarás ahorrando, también estarás contaminando menos.

 

Ruido

Esta característica evalúa los decibelios que emite cada neumático. De manera que una raya indica un ruido exterior de rodadura inferior a 68 decibelios, mientas que dos rayas indican entre 68  y 71 decibelios y tres rayas superan los 71 decibelios.

 

Con esta información ya tienes las claves necesarias para elegir tus neumáticos con garantías. Ahora sólo queda valorar qué te compensa más en función de tu presupuesto y ¡a disfrutar de la carretera con seguridad y confort!