Etiqueta: coches

Descubre de qué partes se compone un neumático

Si eres un apasionado de los coches, tal vez ya sepas de qué partes se compone un neumático y qué función tiene cada una de ellas. Conocerlas, te concede el privilegio de elegir bien el neumático que necesitas. Contribuye a tu seguridad, confort y ahorro en la carretera. Sin embargo, hoy te lo contamos para que puedas corroborar que estás al día de todos los detalles y comprobar que efectivamente, eres un profesional del mundo del motor.

 

Los neumáticos son una de las partes de un vehículo más importantes. Y es que son el único elemento que está en contacto con el pavimento. Por eso en Zeetex trabajamos constantemente en investigación y desarrollo de producto. Para ofrecerte neumáticos que te aporten la seguridad y confort que necesitas al volante. Los neumáticos se componen de 8 partes:

 

Flanco:

 

Es la parte lateral del neumático. Se fabrica con una goma flexible para que se adapte a las posibles deformaciones y además protege al neumático de golpes laterales.

 

Hombro

 

Es la parte del borde que encontramos entre la cara y la banda. Su grosor es más pronunciado ya que está diseñado para evitar roturas al dar golpes en los bordillos. Además distribuye el calor que produce el movimiento.

 

Talón

 

Se trata de la zona interior del neumático, entre la zona baja y la abertura que se ajusta a las llantas. Está compuesta por alambre de acero.

 

Zona baja

 

Es la parte inferior de la cara del neumático, justo por encima del talón.

 

Banda de rodadura

 

Esta parte es la que está en constante contacto con el pavimento. Está diseñada para aportar adherencia. De ella depende la seguridad a la hora de conducir. También permite que el agua se desplace por debajo del neumático para evitar el aquaplaning.

Lonas de cima:

 

Las lonas de cima están compuestas por unos cables de fibras textiles muy finos y resistentes puestos en arcos que tienen ángulos rectos. Están dentro de las cubiertas y sirven para controlar la presión, garantizando además la robustez y flexibilidad del neumático.

 

Lonas de carcasa

 

Se componen de cables de acero, delgados y resistentes, cruzados en forma oblicua y unidos, formando unos triángulos para evitar que se deformen.

 

Revestimiento interior

 

Es la cara interna hecha de goma que sirve para retener el aire y proporcionar la estanqueidad.

 

¿Coinciden estas partes con las que tú sabías? Sea como sea, las partes más importantes a la hora de detectar si tus neumáticos necesitan mantenimiento o cambiarlos por otros nuevos son: el flanco, la banda de rodadura y el talón.

 

Cómo afecta el calor a tus neumáticos

Este verano está siendo especialmente caluroso, o al menos eso es lo que pensamos todos los veranos. Pero la verdad es que se nos olvida el anterior. Sea como sea, las temperaturas estivales afectan a nuestra salud, pero no nos olvidemos que también es un problema para nuestros neumáticos,  y es que el calor aumenta el riesgo de pinchazos y reventones. Hoy te contamos por qué y como prevenirlo.

Por qué el calor afecta a los neumáticos

Los neumáticos de nuestros vehículos sufren, ya que el calor del pavimento puede llegar a superar hasta en diez grados la temperatura exterior. Las ruedas tienen que soportar estas condiciones extremas, sobre todo si circulamos por vías rápidas o carreteras irregulares.

En caso de que los neumáticos estén a una presión demasiado baja, la banda de rodadura se calentará antes, algo que acortará la vida de los mismos hasta en un 15%, además provoca un aumento del gasto de combustible que ronda un 7%.

Pero este no es el único problema. En esta época del año corremos el riesgo de tener reventones o pinchazos debido a las altas temperaturas a las que están expuestos nuestros neumáticos, llegando incluso a tener alta degradación.

Cómo prevenir pinchazos y reventones provocados por el calor

– Revisar la presión cada dos semanas y comprobar que es la correcta que indica el fabricante del vehículo. De esta forma se consigue un mejor comportamiento y mayor eficacia en la frenada y en el consumo de combustible.

– Comprobar el estado, dibujo y profundidad. ​Se aconseja sustituir los neumáticos de verano cuando alcancen los 2 mm de dibujo.

– La presión de inflado debe comprobarse ​cuando los neumáticos están fríos. ​De lo contrario no será posible obtener la presión real.

– No debes olvidarte de comprobar de vez en cuando la​ presión de la rueda de repuesto, ​ya que puedes llevarte una sorpresa cuando la necesites. Por lo general, es aconsejable que la rueda de repuesto se hinche a 0,5 bar más de presión.

– Es muy importante que en caso de tener que sustituir los neumáticos se haga ​siempre por otro igual al de su eje, ​idéntico en escultura, dimensiones, índices de velocidad y de carga.

Qué es la cristalización de los neumáticos

Aunque los neumáticos no tienen fecha de caducidad, con el paso del tiempo pierden sus propiedades. De manera que la fecha de fabricación de un neumático es un dato en el que te debes fijar a la hora de comprarlos. Y es que con el paso del tiempo, el caucho sufre un proceso químico que hace que su elasticidad se pierda. A ese proceso se le denomina cristalización.

 

El problema de la cristalización de los neumáticos es que pierden sus cualidades de agarre, convirtiéndolo en un peligro al volante. Al perder la elasticidad y convertirse en una masa rígida, deja de adaptarse al pavimento de la carretera. Lo que supone un peligro para la seguridad vial. Por eso se recomienda su revisión a los 5 años de uso. Y su renovación a los 10 años, com consecuencia de la pérdida de sus propiedades.

 

Cómo detectar la cristalización de tus neumáticos

 

Detectar esta anomalía no es fácil teniendo en cuenta que no afecta al aspecto del neumático. Sin embargo, existen síntomas que nos indican la cristalización y que te ayudarán a conseguir un mantenimiento óptimo de tu vehículo. Estos síntomas son:

 

– Aumenta la distancia de frenado.

– La probabilidad de sufrir el temido aquaplaning es mucho mayor.

– Notarás más gasto en combustible.

 

Aparte de estos síntomas que nos pueden ayudar a diagnosticar el problema, se puede hacer una prueba muy efectiva, rápida y fácil de hacer. Si notas estos síntomas en el comportamiento de tu coche, hunde una uña en el neumático para comprobar si el caucho sigue siendo elástico y blando. ¿Está duro y no tiene elasticidad? En ese caso el neumático está cristalizado.

 

Motivos por los que se produce la cristalización

 

Aparte del paso del tiempo, existen otros motivos por los que se produce la cristalización. Como que tu coche pase mucho tiempo a la intemperie expuesto a altas temperaturas, radiación solar o con baja humedad.

De forma que para alargar su vida útil es recomendable evitar exponerlos a la luz solar directa, temperaturas extremas y su utilización cuando tienen más de 10 años. Si detectas que tus neumáticos están cristalizados, solo te quedará una solución: cambiarlos. En Zeetex disponemos de una amplia gama de neumáticos para todo tipo de vehículo de cuatro ruedas. Si estás interesado, puedes informarte de los diferentes modelos y sus características haciendo clic aquí.

3 tips para el mantenimiento de tus neumáticos

Como hemos comentado en otras ocasiones, los neumáticos son, junto con el motor, el alma de cualquier vehículo. Muchas veces se nos olvida que los neumáticos son el único punto de contacto con la carretera. Lo cual los hace una pieza del vehículo a la que hay que prestar especial atención. Hoy te contamos 3 tips imprescindibles para el correcto mantenimiento de tus neumáticos. Créenos, te interesa. ¡Sigue leyendo!

 

1. Desgaste

 

La profundidad de las ranuras de los neumáticos, es una de las características clave a tener en cuenta a la hora de hacer un correcto mantenimiento de tus neumáticos. Y es que de ella depende en gran medida el agarre de las ruedas al asfalto, y por tanto tu seguridad.

La normativa dice que la profundidad de las  ranuras principales de la banda de rodadura debe ser superior a 1,6 milímetros y 1,4 milímetros en los neumáticos de invierno.

Una forma sencilla de comprobar si tus neumáticos conservan la profundidad del dibujo adecuada, es colocar una moneda de 1 euro en la banda de rodadura. Si el borde dorado queda cubierto por el caucho, significa que la profundidad del dibujo es la adecuada.

 

2. Presión

 

Si inviertes tiempo en comprobar la presión de tus neumáticos y mantenerlos al nivel adecuado hinchando las ruedas cuando sea necesario, estarás evitando el desgaste prematuro. Además de que aumentarás tu seguridad y la de tus pasajeros.

Con que estés atento a los testigos que te avisan cuando hay alguna rueda por debajo del nivel adecuado y lo rectifiques hinchando las ruedas al nivel recomendado por el fabricante, será más que suficiente.

 

3. Válvulas

 

Las válvulas son la pieza clave para que los neumáticos no pierdan aire. Por mucho que las ruedas estén en perfecto estado, si la válvula que le confiere hermeticidad al neumático está rota o defectuosa, el aire se escapará y la rueda se deshinchará. Por ese motivo es tan importante revisarlas de vez en cuando.

Desde Zeetex España te recomendamos que estés pendiente de estos 3 puntos básicos, tanto por seguridad, como por tu bolsillo. Ya que además de que reducirás el desgaste, ahorrarás en combustible.

4 consejos para que tus neumáticos pasen la ITV sin problemas

De la misma forma que antes de hacer un viaje largo se recomienda comprobar la presión y profundidad del dibujo de los neumáticos, a la hora de pasar la ITV debes centrarte en estos aspectos para asegurarte que tus neumáticos están en buen estado y pasarán el examen sin problemas.

Los neumáticos son una de las partes más importantes de un vehículo. Y es que son el único elemento que está en contacto con el pavimento, siendo una de las piezas del coche que más influyen en la seguridad. Por ese motivo, unos neumáticos defectuosos no pasarán la ITV. De manera que antes de hacer la revisión asegúrate de que están en buen estado. Si no lo están cámbialos para pasar el examen de la ITV a la primera.

 

Consejos para que tus neumáticos pasen la ITV

 

1. Comprueba el desgaste y el grosor

 

El grosor de los neumáticos viene determinado por su desgaste. A más desgaste menos grosor y más probabilidades de que nos generen algún problema de comportamiento en carretera. Para no tener problemas en la ITV, debes fijarte en que el desgaste de la rueda debe ser regular. Si el desgaste es irregular como consecuencia de hinchar los neumáticos por encima o por debajo del nivel recomendado, se pueden provocar deformaciones y habrá que cambiarlos.

 

 

2. Comprueba la profundidad del dibujo y la presión

La normativa dice que la profundidad de las  ranuras principales de la banda de rodadura debe ser superior a 1,6 milímetros y 1,4 milímetros en los neumáticos de invierno. Una forma sencilla de comprobar si tus neumáticos conservan la profundidad del dibujo adecuada, es colocar una moneda de 1 euro en la banda de rodadura. Si el borde dorado queda cubierto por el caucho, significa que la profundidad del dibujo es la adecuada.

A la hora de comprobar el nivel de presión adecuado para tus neumáticos, consulta las indicaciones del fabricante que suelen indicarse en la puerta del piloto. Si tu coche es relativamente nuevo, el testigo se encargará de avisarte cuando detecte que alguna rueda a perdido presión.

 

3. Si tienes que cambiarlos que los monte un profesional

Como cualquier otra pieza del coche, cuando tengas que cambiar los neumáticos, lleva el coche a tu taller de confianza para que te los cambien. De este modo evitarás tener problemas en la ITV como consecuencia de un mal montaje.

3 claves para entender la etiqueta europea de los neumáticos

¿Sabes interpretar la etiqueta europea de los neumáticos? Si la respuesta es no, este post te interesa, ya que estas etiquetas son el mejor aliado a la hora de hacer la mejor elección para tu vehículo. Su contenido informativo evalúa tres características clave: seguridad, consumo y ruido. La combinación de estas tres características te indicará la calidad global del neumático.

 

Seguridad

En lo que a seguridad se refiere, la etiqueta europea de los neumáticos valora la adherencia en superficie mojada de la A a la G. Siendo la A la que tiene más adherencia y la G la que menos, lo que te indica la capacidad de frenado sobre mojado. El mejor neumático con clasificación A, necesita 18 metros menos para detenerse sobre mojado que uno con clasificación G. De modo que de la A a la C estamos ante un nivel de seguridad alto. Mientras que E y D indican un nivel de seguridad medio y F y G bajo.

 

Consumo

La resistencia a la rodadura influye en el consumo de combustible, tanto que la diferencia entre un neumático valorado con una A y otro valorado con G puede llegar a ahorrarte 6 litros de combustible cada 1.000 kilómetros. Ten en cuenta que a menor resistencia, menor consumo y por tanto menos emisiones de gases contaminantes. De manera que además de que estarás ahorrando, también estarás contaminando menos.

 

Ruido

Esta característica evalúa los decibelios que emite cada neumático. De manera que una raya indica un ruido exterior de rodadura inferior a 68 decibelios, mientas que dos rayas indican entre 68  y 71 decibelios y tres rayas superan los 71 decibelios.

 

Con esta información ya tienes las claves necesarias para elegir tus neumáticos con garantías. Ahora sólo queda valorar qué te compensa más en función de tu presupuesto y ¡a disfrutar de la carretera con seguridad y confort!

Por qué el clima influye en el comportamiento de los neumáticos

Tanto el calor como el frío influyen en el comportamiento de los neumáticos. Y es que del mismo modo que la climatología afecta al estado de ánimo de las personas, tiene un efecto también sobre los neumáticos de tu coche. ¿Sabes por qué? Hoy te lo contamos junto a algunos consejos para evitar contratiempos como consecuencia del efecto de las bajas y altas temperaturas en las ruedas.

Como ya sabrás, los neumáticos están hechos de caucho, un material muy sensible a las temperaturas. Cuanto más calor hace, más peso pierden las ruedas. Aproximadamente medio kilogramo menos cada 10 grados centígrados, influyendo sobre la presión y aumentado la posibilidad de desgaste. Mientras que con el frío los neumáticos endurecen perdiendo flexibilidad, lo cual afecta al agarre y amortiguación.

Cómo evitar problemas en los neumáticos provocados por el frío

Verifica la profundidad del dibujo

Si es inferior a 3 mm la adherencia a la carretera puede verse afectada, del mismo modo que la distancia de frenado.

Comprueba la presión

Te aconsejamos que compruebes la presión cada mes asegurándote de que no sea ni demasiado alta ni demasiado baja. Para llevar la presión adecuada sigue siempre las instrucciones del fabricante.

• Lleva las cadenas

Con el tiempo nunca se sabe, sobre todo viendo los cambios extraños que estamos experimentando durante este invierno en el que ha nevado hasta en provincias como Barcelona en las que no suele nevar. Así que lleva las cadenas en el maletero y una rueda de repuesto por lo que pueda pasar.

Cómo evitar problemas en los neumáticos provocados por el calor

  • Comprueba la profundidad del dibujo de los neumáticos

Si la profundidad del dibujo es igual o inferior a 2 mm es aconsejable que los cambies.

  • Comprueba la presión cada dos semanas

Con el calor es más fácil que la presión de las ruedas disminuya más rápidamente que con el frío. De manera que asegúrate de que la presión se mantiene entre los niveles indicados por el fabricante.

 

Como consecuencia de los efectos de la temperatura en los neumáticos, existen modelos de invierno y de verano que se adaptan mejor a las condiciones climatológicas de cada estación. Ofreciéndote la seguridad que necesitas al volante. Aunque lo ideal es utilizar neumáticos de invierno para el frío y de verano para el calor, cambiar las ruedas dos veces al año puede resultar farragosos para muchos conductores. Para esos casos lo mejor es decantarse por unos neumáticos All Seasons que te proporcionarán las prestaciones que necesitas haga el tiempo que haga.

Dinos qué coche tienes y te diremos qué ruedas necesitas

A la hora de cambiar las ruedas es muy importante que tengas en cuenta aspectos como el perfil de las llantas y la anchura de los neumáticos, pero antes de empezar a hacer búsquedas por Internet para comparar precios, ten en cuenta que no todos los neumáticos son adecuados para todo tipo de coches.

De la misma manera que unas zapatos de salón no te sirven para escalar montañas, unos neumáticos para un turismo no te servirán para un SUV, 4×4 o furgoneta. Las furgonetas están pensadas para el transporte de mercancías, siendo capaces de transportar cargas pesadas sin que eso suponga un esfuerzo excesivo, mientras que los turismos, SUV o todo terrenos están diseñados para transportar menos peso. De modo que si ponemos unas ruedas de turismo, SUV o 4×4 a una furgoneta el rendimiento del neumático se verá afectado.

En Zeetex, disponemos de una amplia gama de neumáticos categorizados por tipos de vehículo.

 

Ruedas para turismos

 

HP1000

Los neumáticos HP1000 de Zeetex destacan por el borde dentado de las estrías que reducen el nivel de resonancia, convirtiéndolo en un neumático ultrasilencioso. Además te ofrecen control del sobreviraje y alta precisión en la dirección, una notable estabilidad del vehículo al frenar en curvas y en el derrape lateral suave, así como una espectacular resistencia al aquaplaning gracias a sus estrías circulares y laminillas laterales.

 

ZT4000 4S – All Seasons

 

Su diseño unidireccional de la banda de rodadura con estrías más anchas garantiza la evacuación rápida del agua y ayuda a evitar el aquaplaning. Un neumático especialmente concebido para todo tipo de condiciones meteorológicas que garantiza un excelente rendimiento y seguridad durante todo el año.

 

 

Ruedas para SUV o todo terreno

 

SU1000

Los neumáticos SU1000 te ofrecen una estabilidad del vehículo mejorada y reducción de la distancia de frenado en superficies tanto secas como mojadas. El borde dentado de las estrías reduce el nivel de resonancia, convirtiéndolo en un neumático ultrasilencioso. Un neumático ideal para SUV y todo terrenos que te garantiza una conducción segura y confortable.

 

 AT1000

Estos neumáticos te proporcionan una gran comodidad en la conducción tanto en carretera como en montaña y buen manejo gracias a la base de goma especial. Además refuerza el agarre en seco y la respuesta de la dirección, ofreciéndote una tracción óptima sobre superficies mojadas.

 

 

Ruedas para furgoneta

 

AT1000 LT

Los neumáticos AT1000 LT de Zeetex te ofrecen una gran comodidad en la conducción y buen manejo gracias a su base de goma especial. Además están especialmente diseñados para adaptarse a cualquier tipo de terreno reduciendo el ruido considerablemente.