Etiqueta: conductores

4 consejos para que tus neumáticos pasen la ITV sin problemas

De la misma forma que antes de hacer un viaje largo se recomienda comprobar la presión y profundidad del dibujo de los neumáticos, a la hora de pasar la ITV debes centrarte en estos aspectos para asegurarte que tus neumáticos están en buen estado y pasarán el examen sin problemas.

Los neumáticos son una de las partes más importantes de un vehículo. Y es que son el único elemento que está en contacto con el pavimento, siendo una de las piezas del coche que más influyen en la seguridad. Por ese motivo, unos neumáticos defectuosos no pasarán la ITV. De manera que antes de hacer la revisión asegúrate de que están en buen estado. Si no lo están cámbialos para pasar el examen de la ITV a la primera.

 

Consejos para que tus neumáticos pasen la ITV

 

1. Comprueba el desgaste y el grosor

 

El grosor de los neumáticos viene determinado por su desgaste. A más desgaste menos grosor y más probabilidades de que nos generen algún problema de comportamiento en carretera. Para no tener problemas en la ITV, debes fijarte en que el desgaste de la rueda debe ser regular. Si el desgaste es irregular como consecuencia de hinchar los neumáticos por encima o por debajo del nivel recomendado, se pueden provocar deformaciones y habrá que cambiarlos.

 

 

2. Comprueba la profundidad del dibujo y la presión

La normativa dice que la profundidad de las  ranuras principales de la banda de rodadura debe ser superior a 1,6 milímetros y 1,4 milímetros en los neumáticos de invierno. Una forma sencilla de comprobar si tus neumáticos conservan la profundidad del dibujo adecuada, es colocar una moneda de 1 euro en la banda de rodadura. Si el borde dorado queda cubierto por el caucho, significa que la profundidad del dibujo es la adecuada.

A la hora de comprobar el nivel de presión adecuado para tus neumáticos, consulta las indicaciones del fabricante que suelen indicarse en la puerta del piloto. Si tu coche es relativamente nuevo, el testigo se encargará de avisarte cuando detecte que alguna rueda a perdido presión.

 

3. Si tienes que cambiarlos que los monte un profesional

Como cualquier otra pieza del coche, cuando tengas que cambiar los neumáticos, lleva el coche a tu taller de confianza para que te los cambien. De este modo evitarás tener problemas en la ITV como consecuencia de un mal montaje.

5 consejos a la hora de revisar la presión de tus neumáticos

Los neumáticos junto con el motor son el alma de un coche. Aunque en un coche todas las piezas son imprescindibles y funcionan como un equipo en el que cada pieza tiene su función. El motor es el que suministra la energía que, mediante el conjunto de transmisión, hace llegar su giro a las ruedas para el desplazamiento del vehículo. Y para que las ruedas funcionen correctamente hay que mantener la presión de los neumáticos al nivel recomendado por el fabricante.

La presión de los neumáticos influye en el comportamiento del coche, por eso es tan importante que la revises periódicamente. Además son la única parte del vehículo que está en contacto con la carretera. La presión afecta a la estabilidad y el frenado. De manera que es muy importante mantenerlos al nivel adecuado. Según datos de la DGT el 60% de los accidentes vienen provocados por fallos en los neumáticos.

Consecuencias de no mantener los neumáticos a la presión adecuada

 

Si llevas los neumáticos a una presión por debajo de la recomendada por el fabricante, el neumático se calienta y se desgasta más rápido y de forma irregular, lo que puede provocar que se salgan de la llanta o aumente el riesgo de aquaplaning.

Si en cambio te pasas de presión, se gastarán por la parte central de la banda de rodadura, afectando a la suspensión y el agarre. Por no hablar del consecuente gasto en neumáticos nuevos y demás piezas que se desgastan como consecuencia de una presión inadecuada.

Consejos a tener en cuenta a la hora de revisar la presión de tus neumáticos

 

  • – Realizar la medición en frío
  • – Parar el motor y dejar el coche con el freno de mano puesto
  • – Comprobar la presión una vez al mes como mínimo
  • – Adaptar la presión a la carga del vehículo y seguir el nivel de presión recomendado por el fabricante
  • – Comprobar que las válvulas no hayan perdido el tapón

 

Desde Zeetex España te recomendamos que sigas todos estos pasos, tanto por tu seguridad como por economía, ya que además de que reducirás el desgaste, ahorrarás en combustible.