Etiqueta: verano

Diferencias entre los neumáticos de invierno y de verano

Aunque todavía quedan días de verano, el otoño se acerca. Y de la misma manera que tenemos que hacer cambio de armario, nuestro coche también necesita cambiar los neumáticos de verano por neumáticos de invierno para nuestra seguridad y confort al volante. Sin embargo, si tu coche está equipado con neumáticos “All seasons” como los neumáticos ZT4000 4S de Zeetex, no tendrás que preocuparte por esto. Ya que estas gomas se caracterizan por estar especialmente diseñadas para conducir con seguridad durante todas las épocas del año.

Si por el contrario llevas neumáticos de verano y vives en una zona donde las condiciones climáticas son extremas, tendrás que ir pensando en cambiarlos por unos de invierno. Pero, ¿qué diferencias hay entre los neumáticos de verano e invierno? Principalmente 3: estructura, goma y dibujo de la banda de rodadura.

 

Neumáticos de verano

 

 

Se caracterizan por ofrecer mejor rendimiento general en los meses más cálidos gracias a que se fabrican con un compuesto relativamente duro que se ablanda con temperaturas suaves para poder adaptarse tanto a carreteras secas como mojadas.

Tienen menos laminillas que los de invierno y unas barras especialmente diseñadas para minimizar el aquaplaning. Estas proporcionan una mayor adherencia con temperaturas cálidas, garantizando agarre sobre carreteras, tanto mojadas como secas.

La fricción de los neumáticos de verano es menor y por tanto, ofrecen un menor consumo de combustible.

Suelen tener un dibujo simple en forma de tacos, que deja una gran huella en la carretera. Esto garantiza una conducción excelente y tiene un impacto enorme en la distancia de frenado. A partir de +15 ºC, los vehículos con neumáticos de verano consiguen parar entre seis y siete metros antes que los vehículos con neumáticos de invierno.

 

Neumáticos de invierno

 

 

Se fabrican con un alto contenido en goma natural, lo que hace que con el frío mantengan su flexibilidad. Cuanto más blando sea el neumático, mejor será su adherencia a la superficie de la carretera, mejorando el agarre y la conducción. A diferencia de los neumáticos de verano, que se endurecen rápidamente con temperaturas frías, los neumáticos de invierno ofrecen su mejor rendimiento a temperaturas inferiores a +7 °C.

Tienen miles de diminutas ranuras (laminillas) en los tacos de la banda de rodadura, que sirven para evacuar el agua y evitar el aquaplaning. Estas ranuras muerden la nieve, el aguanieve y el hielo, proporcionando una adherencia óptima a la carretera.

El dibujo de la banda de rodadura de los neumáticos de invierno es más profundo, lo que proporciona una especie de cavidad para la nieve.

Cómo afecta el calor a tus neumáticos

This summer is being especially hot, or at least that’s what we think every summer. But the truth is that we forget the previous one. Anyway, summer temperatures affect our health, but let’s not forget that it is also a problem for  our tires,   and that heat increases the risk of punctures and blowouts. Today we tell you why and how to prevent it.

Why heat affects tires

The tires of our vehicles suffer, since the heat of the pavement can reach up to ten degrees outside temperature. The wheels have to withstand these extreme conditions, especially if we drive on fast roads or rough roads.

In case the tires are at too low a pressure, the tread will heat up sooner, something that will shorten the life of them up to 15%, also causes an increase in fuel consumption of around 7%.

But this is not the only problem. At this time of year we run the risk of having blowouts or punctures due to the high temperatures to which our tires are exposed, even reaching high degradation.

How to prevent punctures and blowouts caused by heat

– Check the pressure every two weeks and check that it is the correct one indicated by the vehicle manufacturer. In this way, better performance and greater efficiency in braking and fuel consumption are achieved.

– Check the status, drawing and depth. It is advisable to replace the summer tires when they reach 2 mm of drawing.

– The inflation pressure must be checked when the tires are cold. Otherwise it will not be possible to obtain the actual pressure.

– You should not forget to check the pressure of the spare wheel from time to time, since you can take a surprise when you need it. In general, it is advisable that the spare wheel be inflated to 0.5 bar more pressure.

– It is very important that in case of having to replace the tires always be done by another equal to the one of its axis, identical in sculpture, dimensions, speed and load indexes.

¿Tienes el coche a punto para tus vacaciones de verano?

Con la segunda quincena de julio a la vuelta de la esquina, llega el momento de las tan ansiadas vacaciones para muchos. Pero antes de emprender un viaje en coche es muy importante que pongas a punto tu vehículo para no tener sorpresas por el camino. Así que si te vas de vacaciones en coche, te recomendamos que lo lleves a tu  taller de confianza para que te hagan una revisión y asegurarte de que todo está en orden.

Así podrás salir de viaje tranquilo y evitar cualquier imprevisto o susto que te haga perder tiempo y retrase tus merecidas vacaciones. Un coche en perfecto estado es sinónimo de seguridad, y si te vas de viaje la seguridad es lo más importante. Entre los elementos que debes tener en cuenta a la hora de hacer la puesta a punto de tu coche están:

 

1. Llaves:

 

Comprueba que las llaves funcionan correctamente y llévate las de recambio por si acaso. No sea que te fallen estando de vacaciones y tengas que perder tiempo para solucionar el problema.

 

2. Luces:

 

Asegúrate de que no tienes ninguna luz fundida y que están bien reguladas. Tanto las de posición como las cortas y/o largas. Y no te olvides de poner bombillas de repuesto en la guantera por lo que pueda pasar. Persona precavida, vale por mil.

 

3. Neumáticos:

 

 

Es importante que revises, tanto su estado de desgaste, como la presión de los neumáticos. Para saber si las ruedas están demasiado desgastadas y necesitan un cambio, revisa los indicadores en la banda de rodadura y si están a ras del testigo es que es hora de cambiarlos. También debes mirar que no tengan ningún desperfecto como abolladuras, cortes o desgaste irregular. De todas maneras, lo mejor es que lo revise tu mecánico, él sabrá cuando es necesario que las cambies. A veces con un sencillo parche es suficiente, aunque esa decisión siempre es mejor que la dejes en manos de tu mecánico.

Hoy en día todos los coches indican si es necesario aumentar la presión de los neumáticos, y en función del modelo de coche la presión que necesita tu vehículo será superior o inferior. Eso dependerá del peso del coche, entre otras cuestiones. Lo importante es que lo revises antes de salir de viaje.

 

4. Aceite:

 

Sobre todo, ten en cuenta los kilómetros que te indicó el mecánico para el próximo cambio de aceite. Circular con un aceite quemado y en malas condiciones puede provocar graves averías en tu vehículo. Pero además, también tienes que asegurarte de que el nivel de aceite es el correcto.

 

5. Frenos

 

Tendrás que prestar especial atención a las pastillas y discos de freno, si están desgastados o en mal estado provocarán que tu coche no frene bien. Y como lo que queremos es evitar sustos y tener un viaje tranquilo, asegúrate de que están en perfectas condiciones. A parte de esto, deberás comprobar el líquido de frenos.

 

6. Limpiaparabrisas

 

Aunque muchas personas no prestan especial atención al líquido del limpiaparabrisas, es uno de los líquidos más importantes del coche. ¿Por qué? Imagínate que vas conduciendo por la autopista y de repente te cae barro en la luna delantera procedente de un camión. Si no tienes agua en el limpiaparabrisas, no verías nada ¿verdad? Y si no ves nada, ¿cómo vas a conducir con seguridad? De ninguna de las maneras, correcto.

 

7. Anticongelante:

 

Del mismo modo que ocurre con el aceite, el líquido de frenos y el del limpiaparabrisas, el nivel de anticongelante también hay que revisarlo.

 

8. Bujías, filtros y cables

 

Las bujías se ensucian con cierta facilidad y si haces muchos kilómetros con las bujías sucias, puedes tener problemas a la hora de arrancar. Revisar los cables y filtros también es necesario.

¡Ah! y recuerda tener en el maletero todos los elementos auxiliares obligatorios. Como: chalecos reflectantes y triángulos de emergencia  por si tienes que parar en el arcén ante un pinchazo o imprevisto de cualquier otro tipo, rueda de repuesto y gato para poder cambiar la rueda en caso de ser necesario y no tener que llamar a la grúa para que te lleve el coche al taller más cercano.

Ante todo, lleva el coche al taller para que hagan una revisión a fondo y te hagan la puesta a apunto que necesita tu coche antes de emprender el viaje. Y una vez todo revisado y controlado ¡a disfrutar! ¡Buen viaje!

3 tips para alargar la vida de tus neumáticos este verano

Quedan exactamente 13 días para inaugurar el verano oficialmente. Y aparte de organizar el armario para no pasar más calor de la cuenta y proveerte con cremas de protección solar para cuidar tu piel, es importante que tomes algunas medidas para proteger a tus neumáticos de las altas temperaturas y alargar su vida útil.

Ante el aumento de la temperatura, los neumáticos sufrirán y se desgastarán más que en invierno. Y aquí es donde viene la pregunta: ¿Qué podemos hacer para que nuestros neumáticos sufran menos? ¿Cómo podemos alargar su vida útil?

Pero además, la época estival es una de las estaciones del año en las que más viajamos. Y además lo hacemos cargados de maletas y enseres para disfrutar de las vacaciones. De manera que teniendo en cuenta el calor, sumado al exceso de carga y de kilómetros, el verano es la época en la que los neumáticos se enfrentan a condiciones más extremas.

 

Cuidados de los neumáticos en verano

 

1. Estado general

 

Aunque la revisión de los neumáticos es una tarea que debemos hacer durante todo el año, en verano, hay que hacerlo con más asiduidad. No esperes a tener que hacer un viaje largo para revisarlos. Mira especialmente las deformidades, las pérdidas injustificadas de presión, los roces, las grietas y que la banda de rodadura no sea inferior a 1,6 milímetros.

 

2. Presión

 

En verano también hay que controlar la presión con más ahínco que el resto del año. Y es que el ser una época en la que solemos viajar más, los neumáticos pierden más presión, también como consecuencia del calor. Recuerda hacer las comprobaciones con los neumáticos en frío y siguiendo las medidas de presión de los fabricantes. Una presión adecuada favorecerá una mejor conducción y una reducción importante de los riesgos en carretera.

 

3. Carga

 

Normalmente, cuando viajamos en coche, aprovechamos para llevarnos de todo, cometiendo el error de sobrecargar nuestro vehículo. No olvides que esto puede perjudicar la seguridad. Tus neumáticos están diseñados para aguantar ciertos pesos. No los sobrepases. Si lo haces no solo reducirás la vida útil de las ruedas, sino la de otras partes del coche.

Además no te olvides de revisar el equilibrado de los neumáticos y la alineación de la dirección. Pero sobre todo, si eres de los que viaja mucho por carretera en verano, merece la pena que inviertas en unos neumáticos de verano o mejor aún, unos All Seasons que se adaptan a todas las épocas del año. En Zeetex tenemos una amplia gama de neumáticos entre la que encontrarás los ZT4000 4S, un neumático ideal para todo el año que te aportará el confort y seguridad que necesitas al volante.

 

Por qué el clima influye en el comportamiento de los neumáticos

Tanto el calor como el frío influyen en el comportamiento de los neumáticos. Y es que del mismo modo que la climatología afecta al estado de ánimo de las personas, tiene un efecto también sobre los neumáticos de tu coche. ¿Sabes por qué? Hoy te lo contamos junto a algunos consejos para evitar contratiempos como consecuencia del efecto de las bajas y altas temperaturas en las ruedas.

Como ya sabrás, los neumáticos están hechos de caucho, un material muy sensible a las temperaturas. Cuanto más calor hace, más peso pierden las ruedas. Aproximadamente medio kilogramo menos cada 10 grados centígrados, influyendo sobre la presión y aumentado la posibilidad de desgaste. Mientras que con el frío los neumáticos endurecen perdiendo flexibilidad, lo cual afecta al agarre y amortiguación.

Cómo evitar problemas en los neumáticos provocados por el frío

Verifica la profundidad del dibujo

Si es inferior a 3 mm la adherencia a la carretera puede verse afectada, del mismo modo que la distancia de frenado.

Comprueba la presión

Te aconsejamos que compruebes la presión cada mes asegurándote de que no sea ni demasiado alta ni demasiado baja. Para llevar la presión adecuada sigue siempre las instrucciones del fabricante.

• Lleva las cadenas

Con el tiempo nunca se sabe, sobre todo viendo los cambios extraños que estamos experimentando durante este invierno en el que ha nevado hasta en provincias como Barcelona en las que no suele nevar. Así que lleva las cadenas en el maletero y una rueda de repuesto por lo que pueda pasar.

Cómo evitar problemas en los neumáticos provocados por el calor

  • Comprueba la profundidad del dibujo de los neumáticos

Si la profundidad del dibujo es igual o inferior a 2 mm es aconsejable que los cambies.

  • Comprueba la presión cada dos semanas

Con el calor es más fácil que la presión de las ruedas disminuya más rápidamente que con el frío. De manera que asegúrate de que la presión se mantiene entre los niveles indicados por el fabricante.

 

Como consecuencia de los efectos de la temperatura en los neumáticos, existen modelos de invierno y de verano que se adaptan mejor a las condiciones climatológicas de cada estación. Ofreciéndote la seguridad que necesitas al volante. Aunque lo ideal es utilizar neumáticos de invierno para el frío y de verano para el calor, cambiar las ruedas dos veces al año puede resultar farragosos para muchos conductores. Para esos casos lo mejor es decantarse por unos neumáticos All Seasons que te proporcionarán las prestaciones que necesitas haga el tiempo que haga.