Etiqueta: taller

Por qué es importante mantener las ruedas alineadas

La alineación de las ruedas es un factor muy importante a tener en cuenta. Tanto a nivel de mantenimiento y desgaste de neumáticos y frenos, como en lo que al comportamiento del vehículo se refiere. Además, una mala alineación también influye en el consumo de carburante. Si las ruedas de tu coche están mal alineadas, te gastarás más dinero en repostar. De modo que, como ves, a parte de una cuestión de seguridad, también se trata de un problema que puede afectar a tu bolsillo

 

Causas de desalineación de ruedas

 

Entre las causas más habituales de desalineación encontramos los típicos golpes en el bordillo a la hora de aparcar. Si tienes la costumbre de tocar el bordillo con el neumático para saber cuándo enderezar, deja de hacerlo. Esta mala costumbre te puede salir cara. Coger baches a gran velocidad también repercute en la desalineación de las ruedas. De modo que ten en cuenta estas dos cuestiones para mantener las ruedas de tu vehículo alineadas.

 

 

Cómo detectar un problema de alineación de ruedas

 

Para detectar si tienes un problema de alineación, pasa la mano por la banda de rodadura del neumático del exterior hacia el interior y viceversa. Si notas asperezas del interior hacia el exterior, esto indica que hay un problema de convergencia. Algo que notarás fácilmente si al mirar el vehículo de frente ves como los neumáticos están desviados hacia el interior.

Si notas las asperezas del exterior al interior, se trata de un problema de divergencia. De manera que al mirar el vehículo de frente verás como la parte delantera del neumático delantero derecho se desvía hacia su derecha y la parte delantera del neumático izquierdo hacia su izquierda.

Como comentábamos al inicio del post, la alineación es un factor que repercute en el comportamiento de tu vehículo. No se trata de un simple problema de desgaste de neumáticos. Por eso te recomendamos que si notas algún síntoma de desalineación, lo compruebes y en caso de no estar seguro lleves el coche a tu taller de confianza.

Cómo elegir el neumático más adecuado para tu coche

Tires are one of the main safety elements of a car. Therefore, when leaving on a trip it is important to check that they are in good condition. So today we are going to give you some tips that you should take into account when changing your tires, as well as some maintenance instructions.

Although each car is a world and each type of tire also, it is usually advised to change the wheels every 40,000 or 50,000 kilometers on good quality tires , and approximately every 20,000 kilometers on lower quality tires. However, these data are very relative and predicting exactly how long they will last is impossible, since the useful life of a tire depends on many other factors such as: the time to which it is exposed, conditions of use and type of driving, reviews and maintenance, type of car and traction … As you can see, there are many factors that influence the renewal of tires.

 

 

Of course, what is important to ensure good maintenance and lengthen the usefulness of your wheels, is to check their appearance to check the drawing of the wheel. And also very important: be aware of the loss of pressure or any anomaly such as noise, traction or vibration. When your car is more than 5 years old, you should go to your trustworthy workshop to have it checked at least once a year. In this way you will detect possible problems and you will be able to put a solution on time, lengthening the duration of your tires, at the same time avoiding unnecessary frights and expenses. And remember that if they are in good condition you can keep them up to 10 years from their date of manufacture.

 

Basic tire maintenance tips:

 

1. Look at the depth of the drawing of your tire

 

The less depth, less grip and more chances of having to replace your tires with new ones. Ideally, that depth should not fall below 2 mm. Otherwise you will have many chances to suffer aquaplaning.

 

2. Look at where the tires are most worn

 

The most common wear on the wheels occurs in the middle and on the shoulders of the wheel. And they are due to excessive inflation pressure and insufficient inflation pressure respectively. If, on the other hand, they wear quickly on one side, it may be because the wheels are not aligned properly. In that case, take it to your trusted workshop and have it checked by the mechanic.

 

 

3 points to keep in mind when changing your tires:

 

1. Type of vehicle:

 

No es lo mismo conducir un SUV, que un Todo Terreno o un Turismo. De modo que los neumáticos más adecuados para tu coche dependerán de la capacidad de carga así como de la velocidad máxima entre otras características. Lo más importante es fijarte en el tamaño del neumático, que está grabado en los laterales de los neumáticos. ¡Ah! y no olvides consultar el índice de velocidad adecuado.

 

2. Pista por la que conduces habitualmente:

 

En función del tipo de pista por el que conduces con tu coche habitualmente, expones a tu vehículo a una velocidad u otra. Por ese motivo se aconseja elegir neumáticos de baja resistencia a la rodadura de larga duración si conduces por entorno urbano. Ya que al tener que frenar mucho más que en carretera el neumático sufre más desgaste. Sin embargo, para conducir por autopista se coge más velocidad, y a más velocidad más riesgo. En este caso lo aconsejable es elegir neumáticos de alto rendimiento.

 

3. Condiciones climatológicas:

 

The temperature at which the tires are exposed will also influence your choice. So if you live in an area where there are sudden changes in temperature between summer and winter, it is best to choose a tire all time or the combination of winter and summer tires . They adapt better to the climatological influence of each station.

So you know, when it comes to changing the tires of your car keep in mind these 3 points and above all go to your workshop of confidence.

HP2000 vfm: El neumático de los conductores inteligentes

¿Buscas siempre la mejor relación calidad – precio? ¿Te consideras un conductor inteligente? Si la respuesta a estas dos preguntas es afirmativa, los neumáticos HP2000 vfm de Zeetex son la opción perfecta para ti. Si además tienes familia, son los neumáticos ideales, ya que una de sus ventajas más notables es su capacidad de resonancia, reduciendo el ruido de forma notable.

Los neumáticos HP2000 vfm son una de las propuestas más completas de Zeetex para turismos. Se trata de un neumático que cumple con las exigencias de seguridad y confort que valoran los conductores. Hoy te explicamos sus prestaciones para que puedas valorar tú mismo las prestaciones que ofrecen estos neumáticos.

 

Prestaciones de los neumáticos HP2000 vfm

 

 

1. Capacidad de resonancia

 

Las estrías ubicadas en las paredes de la ranura de estos neumáticos hacen que se reduzca el ruido, convirtiéndolos en neumáticos ultra silenciosos. Por este motivo son una opción ideal si tienes niños pequeños, ya que al no hacer ruido te permitirán viajar tranquilo mientras tus peques duermen. Sin duda, una prestación muy valorada por los conductores en términos de confort.

 

2. Estabilidad

 

Gracias a la forma de los bloques laterales, se consigue mejorar la estabilidad del vehículo. Sobre todo si coges las curvas a alta velocidad. Una prestación muy importante en términos de seguridad.

 

3. Dirección

 

Las costillas interiores de la banda de rodadura, garantizan una dirección precisa, huella óptima y firmeza en la unidad longitudinal. Todo gracias a su patrón asimétrico, que permite dispersar las capas de agua hacia fuera del neumático a través de su red de estrías.

Este tipo de patrón tiene la ventaja de ofrecer buena adherencia en las curvas a alta velocidad gracias a sus mejores cualidades en la zona de contacto de la banda de rodadura con la superficie y reducción del desgaste en la parte exterior del neumático.

Cómo quitar un clavo de tus neumáticos

Aunque el caucho con el que están fabricados los neumáticos es muy fuerte y resistente, a veces hay contratiempos que no se pueden evitar. Y es que si pasas por encima de un clavo con tu coche es muy probable que se clave en uno de tus neumáticos sin que puedas hacer nada para evitarlo.

 

Sin embargo, llevar un clavo en la rueda no implica necesariamente tener que cambiarla. De hecho en la mayoría de ocasiones el conductor no se da cuenta de que lleva un clavo en la rueda hasta que revisa los neumáticos con cautela o en su defecto, al notar que una de las ruedas pierde aire con más facilidad que el resto.

 

Si la punzada es limpia y el clavo queda bien sujeto en el caucho sin provocar fisuras a su alrededor, muchas veces ni se nota. Ya que al estar presionado contra el caucho, el neumático no pierde aire y por tanto, a no ser que lo veas revisando los neumáticos no te darás ni cuenta.

 

Repara los neumáticos en un taller mecánico

 

 

En caso de que notes que una de tus ruedas pierde aire con más asiduidad que el resto es muy posible que la causa sea un clavo. De modo que revísala y si lo encuentras no te preocupes, aunque puedes optar por cambiar la rueda, esto no será necesario. Siempre puedes llevar el coche a tu taller mecánico de confianza para que la reparen.

 

A no ser que tenga una fisura alrededor y esté un poco resquebrajada, se podrá solucionar fácilmente en el taller. No pruebes a quitar el clavo porque corres el riesgo de tener que cambiar la rueda. De modo que en caso de incidente ve a tu taller y si se puede te lo repararán rápidamente.

 

La necesidad de reparación o cambio de rueda siempre dependerá del sitio donde se haya clavado, así como del tamaño del clavo. Si es muy grande puedes comprar un spray que venden en las gasolineras para salir del paso hasta que lo lleves al taller. Si es pequeño no será necesario ya que perderá muy poco aire y aunque tendrás que hinchar la rueda afectada más a menudo que el resto, no implica una urgencia.

4 consejos para que tus neumáticos pasen la ITV sin problemas

De la misma forma que antes de hacer un viaje largo se recomienda comprobar la presión y profundidad del dibujo de los neumáticos, a la hora de pasar la ITV debes centrarte en estos aspectos para asegurarte que tus neumáticos están en buen estado y pasarán el examen sin problemas.

Los neumáticos son una de las partes más importantes de un vehículo. Y es que son el único elemento que está en contacto con el pavimento, siendo una de las piezas del coche que más influyen en la seguridad. Por ese motivo, unos neumáticos defectuosos no pasarán la ITV. De manera que antes de hacer la revisión asegúrate de que están en buen estado. Si no lo están cámbialos para pasar el examen de la ITV a la primera.

 

Consejos para que tus neumáticos pasen la ITV

 

1. Comprueba el desgaste y el grosor

 

El grosor de los neumáticos viene determinado por su desgaste. A más desgaste menos grosor y más probabilidades de que nos generen algún problema de comportamiento en carretera. Para no tener problemas en la ITV, debes fijarte en que el desgaste de la rueda debe ser regular. Si el desgaste es irregular como consecuencia de hinchar los neumáticos por encima o por debajo del nivel recomendado, se pueden provocar deformaciones y habrá que cambiarlos.

 

 

2. Comprueba la profundidad del dibujo y la presión

La normativa dice que la profundidad de las  ranuras principales de la banda de rodadura debe ser superior a 1,6 milímetros y 1,4 milímetros en los neumáticos de invierno. Una forma sencilla de comprobar si tus neumáticos conservan la profundidad del dibujo adecuada, es colocar una moneda de 1 euro en la banda de rodadura. Si el borde dorado queda cubierto por el caucho, significa que la profundidad del dibujo es la adecuada.

A la hora de comprobar el nivel de presión adecuado para tus neumáticos, consulta las indicaciones del fabricante que suelen indicarse en la puerta del piloto. Si tu coche es relativamente nuevo, el testigo se encargará de avisarte cuando detecte que alguna rueda a perdido presión.

 

3. Si tienes que cambiarlos que los monte un profesional

Como cualquier otra pieza del coche, cuando tengas que cambiar los neumáticos, lleva el coche a tu taller de confianza para que te los cambien. De este modo evitarás tener problemas en la ITV como consecuencia de un mal montaje.

Por qué el clima influye en el comportamiento de los neumáticos

Tanto el calor como el frío influyen en el comportamiento de los neumáticos. Y es que del mismo modo que la climatología afecta al estado de ánimo de las personas, tiene un efecto también sobre los neumáticos de tu coche. ¿Sabes por qué? Hoy te lo contamos junto a algunos consejos para evitar contratiempos como consecuencia del efecto de las bajas y altas temperaturas en las ruedas.

Como ya sabrás, los neumáticos están hechos de caucho, un material muy sensible a las temperaturas. Cuanto más calor hace, más peso pierden las ruedas. Aproximadamente medio kilogramo menos cada 10 grados centígrados, influyendo sobre la presión y aumentado la posibilidad de desgaste. Mientras que con el frío los neumáticos endurecen perdiendo flexibilidad, lo cual afecta al agarre y amortiguación.

Cómo evitar problemas en los neumáticos provocados por el frío

Verifica la profundidad del dibujo

Si es inferior a 3 mm la adherencia a la carretera puede verse afectada, del mismo modo que la distancia de frenado.

Comprueba la presión

Te aconsejamos que compruebes la presión cada mes asegurándote de que no sea ni demasiado alta ni demasiado baja. Para llevar la presión adecuada sigue siempre las instrucciones del fabricante.

• Lleva las cadenas

Con el tiempo nunca se sabe, sobre todo viendo los cambios extraños que estamos experimentando durante este invierno en el que ha nevado hasta en provincias como Barcelona en las que no suele nevar. Así que lleva las cadenas en el maletero y una rueda de repuesto por lo que pueda pasar.

Cómo evitar problemas en los neumáticos provocados por el calor

  • Comprueba la profundidad del dibujo de los neumáticos

Si la profundidad del dibujo es igual o inferior a 2 mm es aconsejable que los cambies.

  • Comprueba la presión cada dos semanas

Con el calor es más fácil que la presión de las ruedas disminuya más rápidamente que con el frío. De manera que asegúrate de que la presión se mantiene entre los niveles indicados por el fabricante.

 

Como consecuencia de los efectos de la temperatura en los neumáticos, existen modelos de invierno y de verano que se adaptan mejor a las condiciones climatológicas de cada estación. Ofreciéndote la seguridad que necesitas al volante. Aunque lo ideal es utilizar neumáticos de invierno para el frío y de verano para el calor, cambiar las ruedas dos veces al año puede resultar farragosos para muchos conductores. Para esos casos lo mejor es decantarse por unos neumáticos All Seasons que te proporcionarán las prestaciones que necesitas haga el tiempo que haga.