Etiqueta: nevada

4 consejos para conducir con nieve

Con el año recién estrenado y la cuesta de enero, empieza la mejor época del año para disfrutar de la nieve. Pero también para conducir con precaución si vives en zonas donde nieva habitualmente o si te vas de viaje en coche y encuentras nieve durante tu trayecto. Sea como sea, es importante que tengas en cuenta una serie de consejos para no llevarte ninguna desagradable sorpresa como consecuencia de las nevadas.

 

1. Depósito lleno

 

Procura tener siempre el depósito de combustible lleno de gasolina. ¿Por qué? te preguntarás. Pues muy sencillo, y es que si te quedas incomunicado por la nieve y no puedes seguir tu camino, aunque no te hará falta el combustible para seguir, lo agradecerás para poder poner la calefacción.

 

2. Instálate neumáticos de invierno

 

Los neumáticos de invierno son la mejor opción ante condiciones climáticas adversas. Sobre todo si sueles circular por zonas con bajas temperaturas. Y es que se recomienda usarlos cuando la temperatura baja de siete grados. Con esa temperatura mejoran la adherencia sobre el asfalto frío.

 

 

3. Conduce de forma suave

 

Aunque conducir de forma brusca no es recomendable en ningún caso, cuando hay nieve lo es menos si cabe. Intenta conducir de la forma más suave posible y ni se te ocurra dar un volantazo. Con nieve en el asfalto podrías derrapar y salirte de la carretera.

 

4. Usa marchas largas

 

Intenta circular siempre con la marcha más larga posible a un nivel bajo de revoluciones. E intenta que el coche no sufra pérdidas de tracción por exceso de fuerza. En caso de que te quedes atascado en la nieve, intenta iniciar la marcha de la forma más suave posible. Es decir, sin accionar el acelerador y manteniendo en todo momento la dirección recta.

 

¡Recuerda! Conduciendo con nieve: mueve el volante con suavidad, reduce la velocidad y circula siempre con marchas largas para evitar perder tracción. Usa las marchas como freno en vez del pedal. Recuerda además mantener la distancia de seguridad, evitar los volantazos y pisar las rodaduras que han hecho otros vehículos por delante, porque es donde más hielo se acumula.

Cómo reaccionar ante una nevada mientras conduces

Aunque la temporada de nieve está recién inaugurada, los primeros copos del año cayeron a principios de octubre en zonas de montaña y cotas altas como por ejemplo Asturias o Andorra. De manera que si eres un apasionado de los deportes de invierno, estás de enhorabuena. Si por el contrario no eres muy amigo de la nieve y estás pensando en hacer un viaje en coche en los próximos meses por zonas del norte del país, te recomendamos que sigas leyendo por si te sorprende una nevada.

Esta semana ha venido fresquita, dejando temperaturas bajas que en muchas zonas se traducen en nevadas, con las molestias que esto supone a la hora de conducir. Sobre todo si vas a hacer un viaje largo por carretera. Pese a que la información que tenemos sobre las posibles inclemencias del tiempo es bastante completa, en ocasiones una fuerte nevada nos puede coger desprevenidos. En esos casos lo mejor es prevenir.

 

Qué tener en cuenta ante una posible nevada al volante

 

Cadenas o neumáticos de invierno

 

En primer lugar asegúrate de salir de casa bien equipado. Si tienes neumáticos de invierno, ve a tu taller de confianza a que te los instalen antes de salir de viaje. Si no, no te olvides de poner las cadenas en el maletero por lo que pueda pasar. En caso de que la nieve te sorprenda durante el camino, para con precaución y pon las cadenas antes de que sea demasiado tarde. Recuerda que para poderlas poner, tiene que haber un manto de nieve suficientemente grueso.

 

 

Las cadenas deberán colocarse en las ruedas motrices. Si el coche es de tracción delantera, se colocarán en las dos ruedas delanteras. En cambio, si es de propulsión trasera, las cadenas se montarán en las ruedas traseras. Y en caso de que sea de tracción integral (4×4) hay que colocar cadenas en las cuatro ruedas. Pero si no queda otro remedio, servirá instalarlas en las delanteras.

 

Mantente informado y equipado

 

Otro punto importante a tener en cuenta es mantenerte informado durante el viaje del estado de las carreteras y los últimos partes meteorológicos. Y no te olvides de revisar las ruedas, los niveles de anticongelante y frenos. También es importante que salgas con el depósito de gasolina lleno y lleves ropa de abrigo, comida y agua, así como el móvil cargado y cargador por si te quedas sin batería y necesitas hacer una llamada de urgencia.

 

Ten paciencia

 

Si sigues todas estas precauciones y te sorprende una fuerte nevada, lo único que puedes hacer es tener paciencia. Puesto que en casos de fuertes nevadas, lo mejor es parar el coche, poner la calefacción y esperar a que calme y pase la máquina quitanieves para poder seguir con tu camino. Cuando esto ocurra, al iniciar la marcha, no aceleres y suelta suavemente el pie del embrague y sigue disfrutando de tu viaje.