Etiqueta: itv

7 puntos que tienes que revisar antes de pasar la ITV

Si tienes un coche de más de 4 años, se terminó la tranquilidad de no tener que pensar en la revisión de la ITV. A partir de ese momento, debes pasarla cada 2 años y cuando el coche cumpla 10 años, tendrás que hacerlo cada año. Para evitar sorpresitas de última hora y tener que pasarla por segunda vez, te aconsejamos que lleves el coche a tu taller de confianza para que te hagan una revisión pre ITV. Aunque si quieres evitar este paso, puedes comprobar tú mismo una serie de puntos básicos que te aseguren una revisión exitosa. ¡Vamos a verlos!

 

Puntos a revisar antes de pasar la ITV

 

Niveles de líquidos

 

Debes comprobar los niveles de todos los líquidos del coche. Desde el aceite, hasta el agua del limpiaparabrisas y el líquido de frenos. El nivel de aceite siempre debe estar entre el máximo y el mínimo de la varilla. En cuanto al agua del limpiaparabrisas es suficiente con llenar media bomba, aunque si la llevas completamente llena mejor.

 

Luces exteriores

 

La iluminación del vehículo también es un elemento esencial en lo que a seguridad se refiere. Así que verifica que funcionan correctamente todas las luces. Tanto las de posición, como las largas y las cortas. Sin olvidarte de las luces de señalización como los intermitentes. Es importante que ninguna esté fundida, que los cristales que las protegen estén en buen estado y que se vea la matrícula, los intermitentes funcionen bien, etc.

 

Limpiaparabrisas

 

Comprueba que los limpiaparabrisas funcionan correctamente en todas sus modalidades y velocidades. Y por supuesto llévalo con líquido en el depósito de agua lleno el día de la revisión.

 

Neumáticos y amortiguadores

 

4 consejos itv nuematicos zeetex

 

Estos elementos también son básicos para la seguridad del vehículo y sus ocupantes y se miran con lupa en una ITV. Con una revisión técnica previa sabremos si hay algún problema y se podrá solventar a tiempo.

El grosor de los neumáticos viene determinado por su desgaste. A más desgaste menos grosor y más probabilidades de que nos generen algún problema de comportamiento en carretera. Para no tener problemas en la ITV, debes fijarte en que el desgaste de la rueda debe ser regular.

La normativa dice que la profundidad de las  ranuras principales de la banda de rodadura debe ser superior a 1,6 milímetros y 1,4 milímetros en los neumáticos de invierno. Una forma sencilla de comprobar si tus neumáticos conservan la profundidad del dibujo adecuada es colocar una moneda de 1 euro en la banda de rodadura. Si el borde dorado queda cubierto por el caucho, significa que la profundidad del dibujo es la adecuada.

 

Claxon y cinturones de seguridad

 

Asegúrate de que el claxon funciona, así como que el anclaje de todos los cinturones de seguridad del coche cierre y abra correctamente.

 

Frenos

 

Los frenos son otro sistema de seguridad especialmente sensible. Por eso debes asegurarte de que tanto las pastillas como los discos de freno están en buenas condiciones y tu coche frena adecuadamente.

 

Control de emisiones

 

Cada vez es más importante la emisión de gases, especialmente en vehículos antiguos. Entonces, será necesario que tu coche esté perfecto en este sentido para superar la revisión. Asegúrate de que el panel de control de tu coche no indique ninguna alerta de emisiones contaminantes.

 

Estos son los 7 puntos más importantes que debes revisar antes de pedir cita a la ITV. Aunque no está de más que compruebes otras partes del vehículo como: retrovisores, placa de la matrícula, lunas, bajos del coche y bastidor. Y recuerda, si sigues estas recomendaciones, no debes preocuparte por la ITV. Pasarla es un seguro de vida para todos, conductores y viandantes.

Neumáticos no equivalentes, ¿se pueden homologar?

Si estás pensando en cambiar los neumáticos o llantas de tu coche, debes tener en cuenta las medidas equivalentes. Para ello existen unas tablas de equivalencia que te indican las medidas permitidas en función del neumático que lleve tu vehículo. Y en caso de querer cambiarlos por otros que no sean equivalentes hay que homologar. Para ello, deben cumplir con una serie de requisitos para poder pasar la ITV sin problemas. Hoy te contamos cómo homologarlos.

 

Medidas de neumáticos permitidas

 

Para que los neumáticos cumplan con los requisitos establecidos por ley, deben cumplir una serie de condiciones de equivalencia en lo que a medidas, carga, velocidad y perfil de llanta se refiere:

– Índice de carga y velocidad igual o superior

– Diámetro exterior igual o como máximo un 3% superior o inferior

– Perfil de la llanta de montaje correspondiente al neumático

Siempre que elijas unos neumáticos equivalentes no tendrás que preocuparte por pasar la ITV, ni será necesaria su homologación. Sin embargo, si optas por unos neumáticos no equivalentes, deberás homologarlos.

Cómo homologar unos neumáticos no equivalentes

 

A la hora de homologar unos neumáticos no equivalentes deberás dirigirte a la ITV y solicitar una reforma de importancia nº11 si se cambia el ancho de vía o nº 45 si se montan neumáticos de medida no homologada ni equivalente establecida en la ficha técnica del vehículo.

Como requisito informativo para solicitar la homologación te pedirán fotos de: la ficha técnica y permiso de conducir por ambas caras, así como del frontal, trasera y laterales del vehículo, y también de los neumáticos que vayas a instalar.

La documentación a presentar es:

Informe favorable del fabricante que deberás solicitar en el concesionario donde compraste el coche, o en caso de que no lo compraras en un concesionario oficial, solicitarlo en cualquier concesionario de la marca.

Certificado del taller que te vaya a hacer el cambio, una vez tengas el informe favorable de la marca.

Tienes que tener en cuenta que ambos documentos tienen un coste que deberás sumar a las tasas de la ITV por gestionar la homologación y modificar la ficha técnica.

Como ves el proceso es algo engorroso, aunque tampoco demasiado complicado. De modo que si estás decidido a cambiar tus neumáticos por otros no equivalentes, no te preocupes, lo puedes hacer perfectamente siguiendo estas indicaciones. Y una vez tengas la homologación solo te quedará llevarlo al taller para que te hagan el cambio y ¡a hacer kilómetros!

4 consejos para que tus neumáticos pasen la ITV sin problemas

De la misma forma que antes de hacer un viaje largo se recomienda comprobar la presión y profundidad del dibujo de los neumáticos, a la hora de pasar la ITV debes centrarte en estos aspectos para asegurarte que tus neumáticos están en buen estado y pasarán el examen sin problemas.

Los neumáticos son una de las partes más importantes de un vehículo. Y es que son el único elemento que está en contacto con el pavimento, siendo una de las piezas del coche que más influyen en la seguridad. Por ese motivo, unos neumáticos defectuosos no pasarán la ITV. De manera que antes de hacer la revisión asegúrate de que están en buen estado. Si no lo están cámbialos para pasar el examen de la ITV a la primera.

 

Consejos para que tus neumáticos pasen la ITV

 

1. Comprueba el desgaste y el grosor

 

El grosor de los neumáticos viene determinado por su desgaste. A más desgaste menos grosor y más probabilidades de que nos generen algún problema de comportamiento en carretera. Para no tener problemas en la ITV, debes fijarte en que el desgaste de la rueda debe ser regular. Si el desgaste es irregular como consecuencia de hinchar los neumáticos por encima o por debajo del nivel recomendado, se pueden provocar deformaciones y habrá que cambiarlos.

 

 

2. Comprueba la profundidad del dibujo y la presión

La normativa dice que la profundidad de las  ranuras principales de la banda de rodadura debe ser superior a 1,6 milímetros y 1,4 milímetros en los neumáticos de invierno. Una forma sencilla de comprobar si tus neumáticos conservan la profundidad del dibujo adecuada, es colocar una moneda de 1 euro en la banda de rodadura. Si el borde dorado queda cubierto por el caucho, significa que la profundidad del dibujo es la adecuada.

A la hora de comprobar el nivel de presión adecuado para tus neumáticos, consulta las indicaciones del fabricante que suelen indicarse en la puerta del piloto. Si tu coche es relativamente nuevo, el testigo se encargará de avisarte cuando detecte que alguna rueda a perdido presión.

 

3. Si tienes que cambiarlos que los monte un profesional

Como cualquier otra pieza del coche, cuando tengas que cambiar los neumáticos, lleva el coche a tu taller de confianza para que te los cambien. De este modo evitarás tener problemas en la ITV como consecuencia de un mal montaje.