Etiqueta: invierno

Cómo saber si un neumático es de invierno o de verano

Aunque España no se caracteriza precisamente por ser un país frío, en zonas determinadas existen diferencias considerables a lo largo del año. De modo que a pesar de lo que se suele pensar, plantearse comprar diferentes juegos de neumáticos para invierno y verano, tiene mucho sentido. Pero ¿qué diferencias existen entre un neumático de invierno y uno de verano? ¡Vamos a verlas!

 

Neumático de invierno

 

 

La principal diferencia entre un neumático de invierno y uno de verano es su composición y la forma de su dibujo. Los neumáticos de invierno están fabricados con un material más blando y resistente, por lo que no se endurecen cuando la temperatura cae por debajo de los 7º C. Además, tienen una estructura de tacos, surcos muy amplios y la densidad de las ranuras de su dibujo es mayor. Lo que aporta un agarre superior en condiciones de lluvia, hielo y nieve.

La adherencia y la tracción de un neumático de invierno sobre hielo, agua o nieve es prácticamente la misma que la de unos de verano sobre asfalto seco. De manera que cuando sea obligatorio el uso de cadenas, si llevas neumáticos de invierno podrás circular sin ellas.

 

Neumático de verano

 

 

Tanto su dibujo como su composición están orientados a una conducción segura sobre asfalto seco o ligeramente mojado. El problema con los neumáticos de verano puede surgir cuando el tiempo se complica: en caso de lluvia extrema, podemos perder entre un 10 y un 15% de adherencia, lo que se traduce en una mayor distancia de frenado.

Su principal ventaja la encontramos en su rendimiento en condiciones normales. Además de ser los más baratos, funcionan a la perfección sobre casi cualquier superficie. Con el pavimento seco y a una temperatura superior a 7º C, son los que mejor frenan, los que menos ruido hacen y los que garantizan una mejor dirección y tracción.

Adiós cadenas, ¡hola neumáticos de invierno!

Cada vez hay más conductores que usan neumáticos de invierno como sustitutivos de las cadenas. Y es que son una buena alternativa para evitar riesgos. Además de la pérdida de tiempo y molestias que supone pararse para montar y desmontar las cadenas.

Por otra parte los neumáticos de invierno proporcionan más seguridad y confort al volante. Ya que mejoran la adherencia en condiciones climáticas adversas y también evitan posibles averías. Los neumáticos de invierno son capaces de reducir la distancia de frenado hasta en 11 metros a una velocidad de 90 km/hora sobre mojado. Mientras que sobre nieve pueden reducir esa distancia hasta en 31 metros circulando a 50 km/hora.

Aunque en España no son obligatorios, son muy recomendables si vives en zonas de temperaturas frías donde habitualmente nieva. La razón es que si equipas tu vehículo con neumáticos de invierno, podrás olvidarte de las cadenas. Además de que el comportamiento de tu coche mejorará sobre carreteras heladas, ganando en confort y seguridad.

Si en cambio vives en zonas de clima más moderado pero eres un apasionado del esquí, los neumáticos de invierno serán tu mejor aliado.

 

Neumáticos de invierno Zeetex

 

 

En Zeetex te ofrecemos estos 4 modelos: WH1000, WH1000 SUV, WQ1000 y WV1000. Los dos primeros destacan por su diseño asimétrico de la banda de rodadura, ofreciendo un agarre heterogéneo y buen manejo en severas condiciones invernales.

Mientras que el WQ1000 tiene un diseño unidireccional en forma de V de la banda de rodadura que ofrece un drenaje excelente de nieve y fango. Los bordes dentados para aguanieve en los bloques del hombro, atraviesan la nieve gruesa, proporcionando un agarre extraordinario.

Por último, el modelo WV1000 ofrece un mayor agarre sobre hielo y nieve. Todo gracias a sus bloques acolchados y agresivos de las costillas interiores. Los hombros cuadrados garantizan una huella óptima. Así aumenta el área de contacto para una tracción adicional y control sobre nieve y hielo.

4 consejos para conducir con nieve

Con el año recién estrenado y la cuesta de enero, empieza la mejor época del año para disfrutar de la nieve. Pero también para conducir con precaución si vives en zonas donde nieva habitualmente o si te vas de viaje en coche y encuentras nieve durante tu trayecto. Sea como sea, es importante que tengas en cuenta una serie de consejos para no llevarte ninguna desagradable sorpresa como consecuencia de las nevadas.

 

1. Depósito lleno

 

Procura tener siempre el depósito de combustible lleno de gasolina. ¿Por qué? te preguntarás. Pues muy sencillo, y es que si te quedas incomunicado por la nieve y no puedes seguir tu camino, aunque no te hará falta el combustible para seguir, lo agradecerás para poder poner la calefacción.

 

2. Instálate neumáticos de invierno

 

Los neumáticos de invierno son la mejor opción ante condiciones climáticas adversas. Sobre todo si sueles circular por zonas con bajas temperaturas. Y es que se recomienda usarlos cuando la temperatura baja de siete grados. Con esa temperatura mejoran la adherencia sobre el asfalto frío.

 

 

3. Conduce de forma suave

 

Aunque conducir de forma brusca no es recomendable en ningún caso, cuando hay nieve lo es menos si cabe. Intenta conducir de la forma más suave posible y ni se te ocurra dar un volantazo. Con nieve en el asfalto podrías derrapar y salirte de la carretera.

 

4. Usa marchas largas

 

Intenta circular siempre con la marcha más larga posible a un nivel bajo de revoluciones. E intenta que el coche no sufra pérdidas de tracción por exceso de fuerza. En caso de que te quedes atascado en la nieve, intenta iniciar la marcha de la forma más suave posible. Es decir, sin accionar el acelerador y manteniendo en todo momento la dirección recta.

 

¡Recuerda! Conduciendo con nieve: mueve el volante con suavidad, reduce la velocidad y circula siempre con marchas largas para evitar perder tracción. Usa las marchas como freno en vez del pedal. Recuerda además mantener la distancia de seguridad, evitar los volantazos y pisar las rodaduras que han hecho otros vehículos por delante, porque es donde más hielo se acumula.

Cómo reaccionar ante una nevada mientras conduces

Aunque la temporada de nieve está recién inaugurada, los primeros copos del año cayeron a principios de octubre en zonas de montaña y cotas altas como por ejemplo Asturias o Andorra. De manera que si eres un apasionado de los deportes de invierno, estás de enhorabuena. Si por el contrario no eres muy amigo de la nieve y estás pensando en hacer un viaje en coche en los próximos meses por zonas del norte del país, te recomendamos que sigas leyendo por si te sorprende una nevada.

Esta semana ha venido fresquita, dejando temperaturas bajas que en muchas zonas se traducen en nevadas, con las molestias que esto supone a la hora de conducir. Sobre todo si vas a hacer un viaje largo por carretera. Pese a que la información que tenemos sobre las posibles inclemencias del tiempo es bastante completa, en ocasiones una fuerte nevada nos puede coger desprevenidos. En esos casos lo mejor es prevenir.

 

Qué tener en cuenta ante una posible nevada al volante

 

Cadenas o neumáticos de invierno

 

En primer lugar asegúrate de salir de casa bien equipado. Si tienes neumáticos de invierno, ve a tu taller de confianza a que te los instalen antes de salir de viaje. Si no, no te olvides de poner las cadenas en el maletero por lo que pueda pasar. En caso de que la nieve te sorprenda durante el camino, para con precaución y pon las cadenas antes de que sea demasiado tarde. Recuerda que para poderlas poner, tiene que haber un manto de nieve suficientemente grueso.

 

 

Las cadenas deberán colocarse en las ruedas motrices. Si el coche es de tracción delantera, se colocarán en las dos ruedas delanteras. En cambio, si es de propulsión trasera, las cadenas se montarán en las ruedas traseras. Y en caso de que sea de tracción integral (4×4) hay que colocar cadenas en las cuatro ruedas. Pero si no queda otro remedio, servirá instalarlas en las delanteras.

 

Mantente informado y equipado

 

Otro punto importante a tener en cuenta es mantenerte informado durante el viaje del estado de las carreteras y los últimos partes meteorológicos. Y no te olvides de revisar las ruedas, los niveles de anticongelante y frenos. También es importante que salgas con el depósito de gasolina lleno y lleves ropa de abrigo, comida y agua, así como el móvil cargado y cargador por si te quedas sin batería y necesitas hacer una llamada de urgencia.

 

Ten paciencia

 

Si sigues todas estas precauciones y te sorprende una fuerte nevada, lo único que puedes hacer es tener paciencia. Puesto que en casos de fuertes nevadas, lo mejor es parar el coche, poner la calefacción y esperar a que calme y pase la máquina quitanieves para poder seguir con tu camino. Cuando esto ocurra, al iniciar la marcha, no aceleres y suelta suavemente el pie del embrague y sigue disfrutando de tu viaje.

Escapadas en coche para disfrutar de la Navidad en familia

La Navidad es la época del año por antonomasia para estar en familia. Sin embargo, eso no es sinónimo de quedarse en casa. De hecho cada vez más las familias españolas aprovechan la Navidad para irse de vacaciones. Si tienes hijos, te apasiona conducir, y estás pensando en hacer una escapada navideña en familia, este post te interesa. Te proponemos 3 escapadas en coche para disfrutar de la Navidad en familia.

 

Sierra Nevada, Granada

 

 

Si eres un apasionado de los deportes de invierno y estás buscando un plan para pasar las vacaciones de Navidad con niños, Sierra Nevada es una opción ideal. Esta estación de esquí de Granada cuenta con una zona especialmente diseñada para familias, con servicios y actividades enfocadas a los peques.

Además en menos de 1 hora puedes plantarte en la preciosa ciudad de Granada y disfrutar de la Alhambra. Una de las 7 maravillas del mundo que si no has tenido la ocasión de visitar, no te puedes perder.

 

Valle de Arán, Lleida

 

Visita el Valle de Arán y disfruta de una blanca Navidad en el corazón deEl Valle de Arán es un lugar certificado con el Sello de Turismo Familiar. Por lo tanto, es un destino perfecto para unas vacaciones en familia. Además de la estación de esquí Baqueira Beret, que cuenta con parques infantiles y zonas especiales para familias con niños que se están iniciando en el esquí, en el Valle de Arán se pueden realizar muchas otras actividades para toda la familia: hípica, tiro con arco, senderismo, rafting, etc. Vive unas Navidades en familia rodeado de la maravillosa naturaleza de los Pirineos.

 

París, Francia

 

 

¿Nunca has estado en París y no te quieres quedar en España? Si la respuesta es afirmativa, no te lo pienses más. Además de que los peques disfrutarán de lo lindo de Disneyland, también podéis aprovechar para subir a la Torre Eiffel o visitar el museo del Louvre. Puede ser un viaje demasiado largo para hacer en coche, pero si te gusta conducir y a tu familia observar el paisaje, esta es una opción perfecta para disfrutar de la Navidad en familia.

¿Con cuál de estos 3 destinos te quedas? Sea cual sea la respuesta, recuerda montar tus neumáticos de invierno antes de salir de viaje. Serán tu mejor aliado y te proporcionarán la seguridad y confort que necesitas para ti y tu familia. ¡Buen viaje y felices fiestas!

4 neumáticos de invierno ideales para esta temporada de esquí

A 9 días de que empiece el invierno el próximo 21 de diciembre y con la temporada de esquí recién estrenada, escribimos sobre los neumáticos de invierno para que tengas toda la información disponible y puedas elegir los neumáticos que mejor se adapten a tus necesidades.

Aunque en España no son obligatorios, son muy recomendables si vives en zonas de temperaturas frías donde habitualmente nieva. La razón es que si equipas tu vehículo con neumáticos de invierno, podrás olvidarte de las cadenas. Además de que el comportamiento de tu coche mejorará sobre carreteras heladas, ganando en confort y seguridad.

Si en cambio vives en zonas de clima más moderado pero eres un apasionado del esquí y aprovechas cualquier fin de semana para disfrutar de la nieve, los neumáticos de invierno serán tu mejor aliado.

 

Neumáticos de invierno Zeetex

 

En Zeetex disponemos de 4 modelos especialmente diseñados para el invierno. Vamos a verlos:

 

WH1000 y WH1000 SUV

 

 

Estos dos neumáticos, de diseño asimétrico de la banda de rodadura, ofrecen un agarre heterogéneo y buen manejo en severas condiciones invernales. Laminillas cerradas en 3D en los bloques de los hombros que mejoran la dureza de los bloques, garantizando un mejor agarre sobre hielo y nieve.

Además cuentan con la costilla central de bloques con una combinación de laminillas rectas y sinuosidades que ayudan a proporcionar estabilidad adicional a alta velocidad. Así como ancha estría en zigzag en la parte interior que mejora la tracción sobre nieve y la eficacia en el frenado.

Si tienes un turismo, elige el WH1000. Si en cambio tienes un SUV, tu neumático de invierno ideal es el WH1000 SUV.

 

WQ1000

 

 

El agresivo diseño unidireccional del neumático WQ 1000, en forma de V de la banda de rodadura, ofrece un drenaje excelente de nieve y fango. Los bordes dentados para aguanieve en los bloques del hombro, atraviesan la nieve gruesa, proporcionando un agarre extraordinario. Mientras que la amplia costilla central con laminillas de diseño único, garantizan una seguridad total y frenado eficaz. Además, sus bloques acolchados con estrías en zigzag, evitan el derrape sobre hielo y nieve.

 

WV1000

 

 

El neumático WV1000 te ofrecen un mayor agarre sobre hielo y nieve gracias a sus bloques acolchados y agresivos de las costillas interiores. Los hombros cuadrados garantizan una huella óptima, aumentando el área de contacto para una tracción adicional y control sobre nieve y hielo.

Por otra parte, las estrías circulares más anchas permiten expulsar el agua y la nieve rápidamente, mejorando la tracción. Mientras que las laminillas laterales crean canales abiertos para expulsar el hielo y la nieve de forma efectiva.

¿Ya has decidido cuál es tu neumático de invierno ideal? Si tienes alguna pregunta, no dudes en preguntarnos. Estaremos encantados de ayudarte a elegir el neumático más seguro y confortable según el vehículo que tengas y el uso que hagas de él.

¿Son obligatorios los neumáticos de invierno en España?

En algunos países europeos los neumáticos de invierno son obligatorios según las condiciones meteorológicas. Sin embargo, en otros no existen requisitos legales. Mientras en países como Albania o Malta no existe obligación, en Alemania conducir sin neumáticos de invierno es denunciable. Pero, ¿son obligatorios en España?

Aunque pueda parecer que no tiene sentido equipar tu vehículo con neumáticos de invierno, teniendo en cuenta el clima en España, podría ser una buena idea si vives en zonas del norte del país. Zonas donde el clima es más frío y las nevadas habituales en temporada de invierno. Sin embargo, en España esta decisión no interfiere a nivel legal, ya que no existe esa obligación.

La alternativa a los neumáticos de invierno son las cadenas. Una buena opción si vives en una zona de clima suave, pero viajas con tu coche a zonas más frías. Una situación muy habitual, sobre todo ahora que se acerca la temporada de esquí y las Navidades. Época en la que nos solemos desplazar para visitar a familiares o amigos o simplemente viajar para desconectar. Si este es tu caso, toma nota. Las cadenas están permitidas en carreteras cubiertas con hielo y nieve a una velocidad máxima de 50 kilómetros hora.

En España no es obligatorio el montaje de neumáticos de invierno. Sin embargo, es importante saber que el agarre de los neumáticos de verano empeora cuando la temperatura baja a menos de 7ºC. Al contrario de la idea generalizada de que los neumáticos de invierno sólo son recomendables cuando nieva, también son recomendables cuando la calzada está seca. Ya que, no sólo mejoran el comportamiento del coche sobre hielo o nieve, sino que ofrecen mejor adherencia sobre la carretera a temperaturas frías.

Diferencias entre los neumáticos de invierno y de verano

Aunque todavía quedan días de verano, el otoño se acerca. Y de la misma manera que tenemos que hacer cambio de armario, nuestro coche también necesita cambiar los neumáticos de verano por neumáticos de invierno para nuestra seguridad y confort al volante. Sin embargo, si tu coche está equipado con neumáticos “All seasons” como los neumáticos ZT4000 4S de Zeetex, no tendrás que preocuparte por esto. Ya que estas gomas se caracterizan por estar especialmente diseñadas para conducir con seguridad durante todas las épocas del año.

Si por el contrario llevas neumáticos de verano y vives en una zona donde las condiciones climáticas son extremas, tendrás que ir pensando en cambiarlos por unos de invierno. Pero, ¿qué diferencias hay entre los neumáticos de verano e invierno? Principalmente 3: estructura, goma y dibujo de la banda de rodadura.

 

Neumáticos de verano

 

 

Se caracterizan por ofrecer mejor rendimiento general en los meses más cálidos gracias a que se fabrican con un compuesto relativamente duro que se ablanda con temperaturas suaves para poder adaptarse tanto a carreteras secas como mojadas.

Tienen menos laminillas que los de invierno y unas barras especialmente diseñadas para minimizar el aquaplaning. Estas proporcionan una mayor adherencia con temperaturas cálidas, garantizando agarre sobre carreteras, tanto mojadas como secas.

La fricción de los neumáticos de verano es menor y por tanto, ofrecen un menor consumo de combustible.

Suelen tener un dibujo simple en forma de tacos, que deja una gran huella en la carretera. Esto garantiza una conducción excelente y tiene un impacto enorme en la distancia de frenado. A partir de +15 ºC, los vehículos con neumáticos de verano consiguen parar entre seis y siete metros antes que los vehículos con neumáticos de invierno.

 

Neumáticos de invierno

 

 

Se fabrican con un alto contenido en goma natural, lo que hace que con el frío mantengan su flexibilidad. Cuanto más blando sea el neumático, mejor será su adherencia a la superficie de la carretera, mejorando el agarre y la conducción. A diferencia de los neumáticos de verano, que se endurecen rápidamente con temperaturas frías, los neumáticos de invierno ofrecen su mejor rendimiento a temperaturas inferiores a +7 °C.

Tienen miles de diminutas ranuras (laminillas) en los tacos de la banda de rodadura, que sirven para evacuar el agua y evitar el aquaplaning. Estas ranuras muerden la nieve, el aguanieve y el hielo, proporcionando una adherencia óptima a la carretera.

El dibujo de la banda de rodadura de los neumáticos de invierno es más profundo, lo que proporciona una especie de cavidad para la nieve.

Por qué el clima influye en el comportamiento de los neumáticos

Tanto el calor como el frío influyen en el comportamiento de los neumáticos. Y es que del mismo modo que la climatología afecta al estado de ánimo de las personas, tiene un efecto también sobre los neumáticos de tu coche. ¿Sabes por qué? Hoy te lo contamos junto a algunos consejos para evitar contratiempos como consecuencia del efecto de las bajas y altas temperaturas en las ruedas.

Como ya sabrás, los neumáticos están hechos de caucho, un material muy sensible a las temperaturas. Cuanto más calor hace, más peso pierden las ruedas. Aproximadamente medio kilogramo menos cada 10 grados centígrados, influyendo sobre la presión y aumentado la posibilidad de desgaste. Mientras que con el frío los neumáticos endurecen perdiendo flexibilidad, lo cual afecta al agarre y amortiguación.

Cómo evitar problemas en los neumáticos provocados por el frío

Verifica la profundidad del dibujo

Si es inferior a 3 mm la adherencia a la carretera puede verse afectada, del mismo modo que la distancia de frenado.

Comprueba la presión

Te aconsejamos que compruebes la presión cada mes asegurándote de que no sea ni demasiado alta ni demasiado baja. Para llevar la presión adecuada sigue siempre las instrucciones del fabricante.

• Lleva las cadenas

Con el tiempo nunca se sabe, sobre todo viendo los cambios extraños que estamos experimentando durante este invierno en el que ha nevado hasta en provincias como Barcelona en las que no suele nevar. Así que lleva las cadenas en el maletero y una rueda de repuesto por lo que pueda pasar.

Cómo evitar problemas en los neumáticos provocados por el calor

  • Comprueba la profundidad del dibujo de los neumáticos

Si la profundidad del dibujo es igual o inferior a 2 mm es aconsejable que los cambies.

  • Comprueba la presión cada dos semanas

Con el calor es más fácil que la presión de las ruedas disminuya más rápidamente que con el frío. De manera que asegúrate de que la presión se mantiene entre los niveles indicados por el fabricante.

 

Como consecuencia de los efectos de la temperatura en los neumáticos, existen modelos de invierno y de verano que se adaptan mejor a las condiciones climatológicas de cada estación. Ofreciéndote la seguridad que necesitas al volante. Aunque lo ideal es utilizar neumáticos de invierno para el frío y de verano para el calor, cambiar las ruedas dos veces al año puede resultar farragosos para muchos conductores. Para esos casos lo mejor es decantarse por unos neumáticos All Seasons que te proporcionarán las prestaciones que necesitas haga el tiempo que haga.