Etiqueta: coche

¿Tienes el coche a punto para tus vacaciones de verano?

Con la segunda quincena de julio a la vuelta de la esquina, llega el momento de las tan ansiadas vacaciones para muchos. Pero antes de emprender un viaje en coche es muy importante que pongas a punto tu vehículo para no tener sorpresas por el camino. Así que si te vas de vacaciones en coche, te recomendamos que lo lleves a tu  taller de confianza para que te hagan una revisión y asegurarte de que todo está en orden.

Así podrás salir de viaje tranquilo y evitar cualquier imprevisto o susto que te haga perder tiempo y retrase tus merecidas vacaciones. Un coche en perfecto estado es sinónimo de seguridad, y si te vas de viaje la seguridad es lo más importante. Entre los elementos que debes tener en cuenta a la hora de hacer la puesta a punto de tu coche están:

 

1. Llaves:

 

Comprueba que las llaves funcionan correctamente y llévate las de recambio por si acaso. No sea que te fallen estando de vacaciones y tengas que perder tiempo para solucionar el problema.

 

2. Luces:

 

Asegúrate de que no tienes ninguna luz fundida y que están bien reguladas. Tanto las de posición como las cortas y/o largas. Y no te olvides de poner bombillas de repuesto en la guantera por lo que pueda pasar. Persona precavida, vale por mil.

 

3. Neumáticos:

 

 

Es importante que revises, tanto su estado de desgaste, como la presión de los neumáticos. Para saber si las ruedas están demasiado desgastadas y necesitan un cambio, revisa los indicadores en la banda de rodadura y si están a ras del testigo es que es hora de cambiarlos. También debes mirar que no tengan ningún desperfecto como abolladuras, cortes o desgaste irregular. De todas maneras, lo mejor es que lo revise tu mecánico, él sabrá cuando es necesario que las cambies. A veces con un sencillo parche es suficiente, aunque esa decisión siempre es mejor que la dejes en manos de tu mecánico.

Hoy en día todos los coches indican si es necesario aumentar la presión de los neumáticos, y en función del modelo de coche la presión que necesita tu vehículo será superior o inferior. Eso dependerá del peso del coche, entre otras cuestiones. Lo importante es que lo revises antes de salir de viaje.

 

4. Aceite:

 

Sobre todo, ten en cuenta los kilómetros que te indicó el mecánico para el próximo cambio de aceite. Circular con un aceite quemado y en malas condiciones puede provocar graves averías en tu vehículo. Pero además, también tienes que asegurarte de que el nivel de aceite es el correcto.

 

5. Frenos

 

Tendrás que prestar especial atención a las pastillas y discos de freno, si están desgastados o en mal estado provocarán que tu coche no frene bien. Y como lo que queremos es evitar sustos y tener un viaje tranquilo, asegúrate de que están en perfectas condiciones. A parte de esto, deberás comprobar el líquido de frenos.

 

6. Limpiaparabrisas

 

Aunque muchas personas no prestan especial atención al líquido del limpiaparabrisas, es uno de los líquidos más importantes del coche. ¿Por qué? Imagínate que vas conduciendo por la autopista y de repente te cae barro en la luna delantera procedente de un camión. Si no tienes agua en el limpiaparabrisas, no verías nada ¿verdad? Y si no ves nada, ¿cómo vas a conducir con seguridad? De ninguna de las maneras, correcto.

 

7. Anticongelante:

 

Del mismo modo que ocurre con el aceite, el líquido de frenos y el del limpiaparabrisas, el nivel de anticongelante también hay que revisarlo.

 

8. Bujías, filtros y cables

 

Las bujías se ensucian con cierta facilidad y si haces muchos kilómetros con las bujías sucias, puedes tener problemas a la hora de arrancar. Revisar los cables y filtros también es necesario.

¡Ah! y recuerda tener en el maletero todos los elementos auxiliares obligatorios. Como: chalecos reflectantes y triángulos de emergencia  por si tienes que parar en el arcén ante un pinchazo o imprevisto de cualquier otro tipo, rueda de repuesto y gato para poder cambiar la rueda en caso de ser necesario y no tener que llamar a la grúa para que te lleve el coche al taller más cercano.

Ante todo, lleva el coche al taller para que hagan una revisión a fondo y te hagan la puesta a apunto que necesita tu coche antes de emprender el viaje. Y una vez todo revisado y controlado ¡a disfrutar! ¡Buen viaje!

5 consejos a la hora de revisar la presión de tus neumáticos

Los neumáticos junto con el motor son el alma de un coche. Aunque en un coche todas las piezas son imprescindibles y funcionan como un equipo en el que cada pieza tiene su función. El motor es el que suministra la energía que, mediante el conjunto de transmisión, hace llegar su giro a las ruedas para el desplazamiento del vehículo. Y para que las ruedas funcionen correctamente hay que mantener la presión de los neumáticos al nivel recomendado por el fabricante.

La presión de los neumáticos influye en el comportamiento del coche, por eso es tan importante que la revises periódicamente. Además son la única parte del vehículo que está en contacto con la carretera. La presión afecta a la estabilidad y el frenado. De manera que es muy importante mantenerlos al nivel adecuado. Según datos de la DGT el 60% de los accidentes vienen provocados por fallos en los neumáticos.

Consecuencias de no mantener los neumáticos a la presión adecuada

 

Si llevas los neumáticos a una presión por debajo de la recomendada por el fabricante, el neumático se calienta y se desgasta más rápido y de forma irregular, lo que puede provocar que se salgan de la llanta o aumente el riesgo de aquaplaning.

Si en cambio te pasas de presión, se gastarán por la parte central de la banda de rodadura, afectando a la suspensión y el agarre. Por no hablar del consecuente gasto en neumáticos nuevos y demás piezas que se desgastan como consecuencia de una presión inadecuada.

Consejos a tener en cuenta a la hora de revisar la presión de tus neumáticos

 

  • – Realizar la medición en frío
  • – Parar el motor y dejar el coche con el freno de mano puesto
  • – Comprobar la presión una vez al mes como mínimo
  • – Adaptar la presión a la carga del vehículo y seguir el nivel de presión recomendado por el fabricante
  • – Comprobar que las válvulas no hayan perdido el tapón

 

Desde Zeetex España te recomendamos que sigas todos estos pasos, tanto por tu seguridad como por economía, ya que además de que reducirás el desgaste, ahorrarás en combustible.