Categoría: Viajar

Consejos para conducir con lluvia

Con el otoño a la vuelta de la esquina, viene la época de lluvias y la famosa gota fría. Una época del año en la que los conductores debemos prestar especial atención, puesto que la lluvia es el fenómeno climatológico que más accidentes provoca. Y es que la lluvia hace que la visibilidad disminuya y el suelo se vuelva deslizante con el riesgo de sufrir el famoso aquaplaning. Por eso es muy importante que sigas los siguientes consejos si vas a conducir con lluvia.

 

Reduce la velocidad

 

Correr más de la cuenta nunca es bueno y la primera recomendación a la hora de conducir, llueva o no, es respetar las limitaciones de velocidad. Pero si llueve hay que prestar especial atención a la velocidad y conducir incluso por debajo de los límites que nos marque la carretera, si es necesario.

 

Aumenta la distancia de seguridad

 

De esta forma evitarás que la lluvia pulverizada y sucia que va a parar a tu parabrisas reduzca tu visibilidad. Además, en caso de frenazo brusco, tendrás menos espacio para detener tu coche con seguridad. Es recomendable aumentar la distancia al doble de lo que iríamos separados en condiciones normales. La capacidad de frenada de un coche -incluso con ABS- sobre mojado es muy diferente respecto al firme seco.

 

Mantén las luces encendidas

 

 

Además de que mejorarás tu visibilidad, también serás más visible para el resto de conductores. En caso de lluvia muy intensa, es recomendable encender las luces antiniebla traseras.

 

Evita los frenazos y maniobras bruscas

 

Una conducción suave es mucho más segura y eficiente. Sobre todo en mojado, donde la distancia de frenado aumenta. Cuando te acerques a una curva, es aconsejable que anticipes la frenada y realizarla con la dirección lo más recta posible para evitar las inercias laterales que comprometan la direccionalidad de las ruedas.

Es muy importante que hagas los cambios de dirección, de carril cualquier tipo de maniobra lo más suave posible. De esta forma evitaremos reacciones bruscas o inesperadas de nuestro vehículo en conducción con lluvia.

En Zeetex te ofrecemos neumáticos especialmente diseñados para evitar el temido aquaplaning. Si tienes un SUV o 4×4 tus neumáticos son los HT1000, mientras que si conduces un turismo deberás optar por los ZT4000 4S que además tienen la ventaja de adaptarse a todos los climas.

 

 

Recuerda que los neumáticos son el único punto de contacto entre nuestro automóvil y la carretera, de ahí la importancia de su elección, estado y un correcto mantenimiento.

8 consejos básicos de conducción eficiente

Llenar el depósito sigue siendo uno de los gastos más recurrentes y que  más preocupa a los conductores. Sin embargo, si tenemos en cuenta una serie de consejos para conducir de manera eficiente, podemos reducir el consumo de carburantes considerablemente. A pesar de que el consumo dependerá mucho del tipo de vehículo que conduzcas, la manera de conducir influye mucho en el consumo. Así que toma nota de estos 8 consejos de conducción eficiente y ¡a disfrutar de tu coche!

 

1. A la hora de arrancar

 

Aunque muchos conductores tienen la costumbre de acelerar al arrancar, esta práctica hace que el consumo de combustible aumente. De modo que cuando arranques el motor no pises el acelerador. Usa la primera marcha y cambia a segunda en varios segundos, comenzando a conducir lentamente para aumentar la velocidad una vez tengas la segunda puesta. Aunque parece una indicación obvia es muy común empezar a conducir con acelerones, y ya sabes que cuanto más aceleres más carburante necesitará el motor.

 

2. Fíjate en las revoluciones que alcanza el motor para cambiar de marcha

 

Cada vehículo es un mundo. Sobre todo si hablamos de un coche de gasolina frente a un coche diésel. Como ya sabes, los coches de gasolina el momento óptimo para aumentar de marcha es al llegar a las 2.000 revoluciones. Sin embargo, en el caso de los coches diésel bastará con 1.500 revoluciones por minuto. Así que fíjate en las revoluciones y realiza el cambio de marcha de forma ágil.

 

3. Utiliza las marchas más largas que puedas

 

 

Siempre que puedas, utiliza la marcha más larga posible. De esta manera el motor no va tan revolucionado y consume menos. Aunque cada coche es un mundo y dependiendo de lo largas que tenga las marchas te permitirá cambiar antes o después, escucha el motor e intenta no apurarlo en la medida de lo posible. En ciudad si puedes ir a tercera a pocas revoluciones, mejor que ir a segunda con el coche revolucionado. A la hora de ahorrar combustible es preferible reducir en caso necesario que apurar la marcha.

 

4. Conduce a una velocidad uniforme

 

Se trata de buscar fluidez en la conducción, evitando frenadas y acelerones innecesarios. Cuanto más frenemos y aceleremos más combustible estaremos consumiendo. Evitar los cambios de marcha innecesarios también te ayudará a gastar combustible.

 

5. Mantén la distancia de seguridad

 

Si mantienes la distancia de seguridad reglamentaria, podrás prever con tiempo la conducción del coche que circule delante de ti. De manera que si tienes suficiente espacio y el vehículo de delante frena bruscamente o pone el intermitente con brusquedad, podrás evitar frenadas bruscas y mantener la fluidez de tu conducción.

 

6. Aprovecha las bajadas

 

Cuando vamos en bajada el coche coge velocidad sin necesidad de acelerar. Con el objetivo de poner en práctica una conducción eficiente es bueno que aproveches esa inercia para adelantar el cambio de marcha a bajas revoluciones y ahorrar combustible.

 

7. Usa el freno motor

 

 

En lugar de frenar cada vez que necesites bajar la velocidad, prueba a soltar el acelerador. De esta manera el suministro de combustible se para y consigues generar más rendimiento.

 

8. Apaga el motor en paradas de más de 1 minuto

 

Aunque hoy en día ya existen muchos coches que tienen la tecnología Star and Stop integrada, puede que tu coche no la tenga. Por eso es importante que sepas que cuando a la hora de practicar una conducción eficiente es bueno que apagues el motor si vas a estar parado más de un minuto. Muchas veces, conduciendo por ciudad, nos paramos en semáforos un ratito. En lugar de mantener el motor encendido apágalo y lo vuelves a encender en el momento de seguir la marcha.

Ten en cuenta estos consejos sin seguirlos a raja tabla. A veces las condiciones o circunstancias del momento no te permitirán seguirlas al pie de la letra y aunque practicar la conducción eficiente es bueno tanto para tu bolsillo, como para el buen funcionamiento de tu coche, la seguridad está por encima de todo.

¿Tienes el coche a punto para tus vacaciones de verano?

Con la segunda quincena de julio a la vuelta de la esquina, llega el momento de las tan ansiadas vacaciones para muchos. Pero antes de emprender un viaje en coche es muy importante que pongas a punto tu vehículo para no tener sorpresas por el camino. Así que si te vas de vacaciones en coche, te recomendamos que lo lleves a tu  taller de confianza para que te hagan una revisión y asegurarte de que todo está en orden.

Así podrás salir de viaje tranquilo y evitar cualquier imprevisto o susto que te haga perder tiempo y retrase tus merecidas vacaciones. Un coche en perfecto estado es sinónimo de seguridad, y si te vas de viaje la seguridad es lo más importante. Entre los elementos que debes tener en cuenta a la hora de hacer la puesta a punto de tu coche están:

 

1. Llaves:

 

Comprueba que las llaves funcionan correctamente y llévate las de recambio por si acaso. No sea que te fallen estando de vacaciones y tengas que perder tiempo para solucionar el problema.

 

2. Luces:

 

Asegúrate de que no tienes ninguna luz fundida y que están bien reguladas. Tanto las de posición como las cortas y/o largas. Y no te olvides de poner bombillas de repuesto en la guantera por lo que pueda pasar. Persona precavida, vale por mil.

 

3. Neumáticos:

 

 

Es importante que revises, tanto su estado de desgaste, como la presión de los neumáticos. Para saber si las ruedas están demasiado desgastadas y necesitan un cambio, revisa los indicadores en la banda de rodadura y si están a ras del testigo es que es hora de cambiarlos. También debes mirar que no tengan ningún desperfecto como abolladuras, cortes o desgaste irregular. De todas maneras, lo mejor es que lo revise tu mecánico, él sabrá cuando es necesario que las cambies. A veces con un sencillo parche es suficiente, aunque esa decisión siempre es mejor que la dejes en manos de tu mecánico.

Hoy en día todos los coches indican si es necesario aumentar la presión de los neumáticos, y en función del modelo de coche la presión que necesita tu vehículo será superior o inferior. Eso dependerá del peso del coche, entre otras cuestiones. Lo importante es que lo revises antes de salir de viaje.

 

4. Aceite:

 

Sobre todo, ten en cuenta los kilómetros que te indicó el mecánico para el próximo cambio de aceite. Circular con un aceite quemado y en malas condiciones puede provocar graves averías en tu vehículo. Pero además, también tienes que asegurarte de que el nivel de aceite es el correcto.

 

5. Frenos

 

Tendrás que prestar especial atención a las pastillas y discos de freno, si están desgastados o en mal estado provocarán que tu coche no frene bien. Y como lo que queremos es evitar sustos y tener un viaje tranquilo, asegúrate de que están en perfectas condiciones. A parte de esto, deberás comprobar el líquido de frenos.

 

6. Limpiaparabrisas

 

Aunque muchas personas no prestan especial atención al líquido del limpiaparabrisas, es uno de los líquidos más importantes del coche. ¿Por qué? Imagínate que vas conduciendo por la autopista y de repente te cae barro en la luna delantera procedente de un camión. Si no tienes agua en el limpiaparabrisas, no verías nada ¿verdad? Y si no ves nada, ¿cómo vas a conducir con seguridad? De ninguna de las maneras, correcto.

 

7. Anticongelante:

 

Del mismo modo que ocurre con el aceite, el líquido de frenos y el del limpiaparabrisas, el nivel de anticongelante también hay que revisarlo.

 

8. Bujías, filtros y cables

 

Las bujías se ensucian con cierta facilidad y si haces muchos kilómetros con las bujías sucias, puedes tener problemas a la hora de arrancar. Revisar los cables y filtros también es necesario.

¡Ah! y recuerda tener en el maletero todos los elementos auxiliares obligatorios. Como: chalecos reflectantes y triángulos de emergencia  por si tienes que parar en el arcén ante un pinchazo o imprevisto de cualquier otro tipo, rueda de repuesto y gato para poder cambiar la rueda en caso de ser necesario y no tener que llamar a la grúa para que te lleve el coche al taller más cercano.

Ante todo, lleva el coche al taller para que hagan una revisión a fondo y te hagan la puesta a apunto que necesita tu coche antes de emprender el viaje. Y una vez todo revisado y controlado ¡a disfrutar! ¡Buen viaje!

Esta Semana Santa viaja con neumáticos Zeetex

Con la Semana Santa a la vuelta de la esquina, si no has planeado ya una escapadita debes estar pensando en ella. Y es que Semana Santa es la festividad por antonomasia de la primavera y la antesala a las esperadas vacaciones de verano. Aunque a diferencia del verano, la primavera tiene una ventaja: ¡puedes elegir entre frío y calor! Esa tregua que esperas con ganas de salir a disfrutar y desconectar de la rutina diaria.  En Zeetex lo sabemos, por eso en el post de hoy te damos algunas ideas de escapadas a la playa o la montaña.

Semana Santa en la playa

Si eres un apasionado de la playa y el buen clima y tienes un turismo la Comunidad Valenciana te ofrece muchas opciones: Peñíscola, Benicàssim, Gandía, Cullera, Altea, Benidorm y un largo etcétera de poblaciones en las que podrás disfrutar del buen tiempo y tomar los primeros rayos de sol del año. Aunque es posible que algún día llueva, por eso te recomendamos los neumáticos Zeetex HP 1000.

Un neumático ultra silencioso que te ofrece un viaje tranquilo gracias al borde dentado de las estrías reduce el nivel de resonancia, buen control del sobreviraje y alta precisión en la dirección, notable estabilidad del vehículo al frenar en curva y en el derrape lateral suave y una espectacular resistencia al aquaplaning gracias a sus estrías circulares y laminillas laterales.

Semana Santa en la montaña

Si eres más de montaña y quieres aprovechar las vacaciones de Semana Santa para disfrutar de los últimos coletazos de nieve y además tienes un 4×4 o SUV, la mejor opción es viajar a Andorra o Sierra Nevada en Granada. Además de que podrás esquiar, estas dos ciudades te ofrecen mucho más que deportes de montaña y nieve.  Para viajar a estos destinos con total seguridad y confort te recomendamos los neumáticos WQ 1000.

El agresivo diseño unidireccional en forma de V de la banda de rodadura ofrece un drenaje excelente de nieve y fango. Los bordes dentados para aguanieve en los bloques del hombro atraviesan la nieve gruesa, proporcionando un agarre extraordinario. La amplia costilla central con laminillas de diseño único garantizan una seguridad total y frenado eficaz y los bloques acolchados con estrías en zigzag evitan el derrape sobre hielo y nieve.

¿Te apuntas a viajar con neumáticos Zeetex? Avísanos para ir preparando maletas. ¡Buen viaje!