Categoría: Consejos neumáticos

3 tips para alargar la vida de tus neumáticos este verano

Quedan exactamente 13 días para inaugurar el verano oficialmente. Y aparte de organizar el armario para no pasar más calor de la cuenta y proveerte con cremas de protección solar para cuidar tu piel, es importante que tomes algunas medidas para proteger a tus neumáticos de las altas temperaturas y alargar su vida útil.

Ante el aumento de la temperatura, los neumáticos sufrirán y se desgastarán más que en invierno. Y aquí es donde viene la pregunta: ¿Qué podemos hacer para que nuestros neumáticos sufran menos? ¿Cómo podemos alargar su vida útil?

Pero además, la época estival es una de las estaciones del año en las que más viajamos. Y además lo hacemos cargados de maletas y enseres para disfrutar de las vacaciones. De manera que teniendo en cuenta el calor, sumado al exceso de carga y de kilómetros, el verano es la época en la que los neumáticos se enfrentan a condiciones más extremas.

 

Cuidados de los neumáticos en verano

 

1. Estado general

 

Aunque la revisión de los neumáticos es una tarea que debemos hacer durante todo el año, en verano, hay que hacerlo con más asiduidad. No esperes a tener que hacer un viaje largo para revisarlos. Mira especialmente las deformidades, las pérdidas injustificadas de presión, los roces, las grietas y que la banda de rodadura no sea inferior a 1,6 milímetros.

 

2. Presión

 

En verano también hay que controlar la presión con más ahínco que el resto del año. Y es que el ser una época en la que solemos viajar más, los neumáticos pierden más presión, también como consecuencia del calor. Recuerda hacer las comprobaciones con los neumáticos en frío y siguiendo las medidas de presión de los fabricantes. Una presión adecuada favorecerá una mejor conducción y una reducción importante de los riesgos en carretera.

 

3. Carga

 

Normalmente, cuando viajamos en coche, aprovechamos para llevarnos de todo, cometiendo el error de sobrecargar nuestro vehículo. No olvides que esto puede perjudicar la seguridad. Tus neumáticos están diseñados para aguantar ciertos pesos. No los sobrepases. Si lo haces no solo reducirás la vida útil de las ruedas, sino la de otras partes del coche.

Además no te olvides de revisar el equilibrado de los neumáticos y la alineación de la dirección. Pero sobre todo, si eres de los que viaja mucho por carretera en verano, merece la pena que inviertas en unos neumáticos de verano o mejor aún, unos All Seasons que se adaptan a todas las épocas del año. En Zeetex tenemos una amplia gama de neumáticos entre la que encontrarás los ZT4000 4S, un neumático ideal para todo el año que te aportará el confort y seguridad que necesitas al volante.

 

3 tips para el mantenimiento de tus neumáticos

Como hemos comentado en otras ocasiones, los neumáticos son, junto con el motor, el alma de cualquier vehículo. Muchas veces se nos olvida que los neumáticos son el único punto de contacto con la carretera. Lo cual los hace una pieza del vehículo a la que hay que prestar especial atención. Hoy te contamos 3 tips imprescindibles para el correcto mantenimiento de tus neumáticos. Créenos, te interesa. ¡Sigue leyendo!

 

1. Desgaste

 

La profundidad de las ranuras de los neumáticos, es una de las características clave a tener en cuenta a la hora de hacer un correcto mantenimiento de tus neumáticos. Y es que de ella depende en gran medida el agarre de las ruedas al asfalto, y por tanto tu seguridad.

La normativa dice que la profundidad de las  ranuras principales de la banda de rodadura debe ser superior a 1,6 milímetros y 1,4 milímetros en los neumáticos de invierno.

Una forma sencilla de comprobar si tus neumáticos conservan la profundidad del dibujo adecuada, es colocar una moneda de 1 euro en la banda de rodadura. Si el borde dorado queda cubierto por el caucho, significa que la profundidad del dibujo es la adecuada.

 

2. Presión

 

Si inviertes tiempo en comprobar la presión de tus neumáticos y mantenerlos al nivel adecuado hinchando las ruedas cuando sea necesario, estarás evitando el desgaste prematuro. Además de que aumentarás tu seguridad y la de tus pasajeros.

Con que estés atento a los testigos que te avisan cuando hay alguna rueda por debajo del nivel adecuado y lo rectifiques hinchando las ruedas al nivel recomendado por el fabricante, será más que suficiente.

 

3. Válvulas

 

Las válvulas son la pieza clave para que los neumáticos no pierdan aire. Por mucho que las ruedas estén en perfecto estado, si la válvula que le confiere hermeticidad al neumático está rota o defectuosa, el aire se escapará y la rueda se deshinchará. Por ese motivo es tan importante revisarlas de vez en cuando.

Desde Zeetex España te recomendamos que estés pendiente de estos 3 puntos básicos, tanto por seguridad, como por tu bolsillo. Ya que además de que reducirás el desgaste, ahorrarás en combustible.

4 consejos para que tus neumáticos pasen la ITV sin problemas

De la misma forma que antes de hacer un viaje largo se recomienda comprobar la presión y profundidad del dibujo de los neumáticos, a la hora de pasar la ITV debes centrarte en estos aspectos para asegurarte que tus neumáticos están en buen estado y pasarán el examen sin problemas.

Los neumáticos son una de las partes más importantes de un vehículo. Y es que son el único elemento que está en contacto con el pavimento, siendo una de las piezas del coche que más influyen en la seguridad. Por ese motivo, unos neumáticos defectuosos no pasarán la ITV. De manera que antes de hacer la revisión asegúrate de que están en buen estado. Si no lo están cámbialos para pasar el examen de la ITV a la primera.

 

Consejos para que tus neumáticos pasen la ITV

 

1. Comprueba el desgaste y el grosor

 

El grosor de los neumáticos viene determinado por su desgaste. A más desgaste menos grosor y más probabilidades de que nos generen algún problema de comportamiento en carretera. Para no tener problemas en la ITV, debes fijarte en que el desgaste de la rueda debe ser regular. Si el desgaste es irregular como consecuencia de hinchar los neumáticos por encima o por debajo del nivel recomendado, se pueden provocar deformaciones y habrá que cambiarlos.

 

 

2. Comprueba la profundidad del dibujo y la presión

La normativa dice que la profundidad de las  ranuras principales de la banda de rodadura debe ser superior a 1,6 milímetros y 1,4 milímetros en los neumáticos de invierno. Una forma sencilla de comprobar si tus neumáticos conservan la profundidad del dibujo adecuada, es colocar una moneda de 1 euro en la banda de rodadura. Si el borde dorado queda cubierto por el caucho, significa que la profundidad del dibujo es la adecuada.

A la hora de comprobar el nivel de presión adecuado para tus neumáticos, consulta las indicaciones del fabricante que suelen indicarse en la puerta del piloto. Si tu coche es relativamente nuevo, el testigo se encargará de avisarte cuando detecte que alguna rueda a perdido presión.

 

3. Si tienes que cambiarlos que los monte un profesional

Como cualquier otra pieza del coche, cuando tengas que cambiar los neumáticos, lleva el coche a tu taller de confianza para que te los cambien. De este modo evitarás tener problemas en la ITV como consecuencia de un mal montaje.

Por qué el clima influye en el comportamiento de los neumáticos

Tanto el calor como el frío influyen en el comportamiento de los neumáticos. Y es que del mismo modo que la climatología afecta al estado de ánimo de las personas, tiene un efecto también sobre los neumáticos de tu coche. ¿Sabes por qué? Hoy te lo contamos junto a algunos consejos para evitar contratiempos como consecuencia del efecto de las bajas y altas temperaturas en las ruedas.

Como ya sabrás, los neumáticos están hechos de caucho, un material muy sensible a las temperaturas. Cuanto más calor hace, más peso pierden las ruedas. Aproximadamente medio kilogramo menos cada 10 grados centígrados, influyendo sobre la presión y aumentado la posibilidad de desgaste. Mientras que con el frío los neumáticos endurecen perdiendo flexibilidad, lo cual afecta al agarre y amortiguación.

Cómo evitar problemas en los neumáticos provocados por el frío

Verifica la profundidad del dibujo

Si es inferior a 3 mm la adherencia a la carretera puede verse afectada, del mismo modo que la distancia de frenado.

Comprueba la presión

Te aconsejamos que compruebes la presión cada mes asegurándote de que no sea ni demasiado alta ni demasiado baja. Para llevar la presión adecuada sigue siempre las instrucciones del fabricante.

• Lleva las cadenas

Con el tiempo nunca se sabe, sobre todo viendo los cambios extraños que estamos experimentando durante este invierno en el que ha nevado hasta en provincias como Barcelona en las que no suele nevar. Así que lleva las cadenas en el maletero y una rueda de repuesto por lo que pueda pasar.

Cómo evitar problemas en los neumáticos provocados por el calor

  • Comprueba la profundidad del dibujo de los neumáticos

Si la profundidad del dibujo es igual o inferior a 2 mm es aconsejable que los cambies.

  • Comprueba la presión cada dos semanas

Con el calor es más fácil que la presión de las ruedas disminuya más rápidamente que con el frío. De manera que asegúrate de que la presión se mantiene entre los niveles indicados por el fabricante.

 

Como consecuencia de los efectos de la temperatura en los neumáticos, existen modelos de invierno y de verano que se adaptan mejor a las condiciones climatológicas de cada estación. Ofreciéndote la seguridad que necesitas al volante. Aunque lo ideal es utilizar neumáticos de invierno para el frío y de verano para el calor, cambiar las ruedas dos veces al año puede resultar farragosos para muchos conductores. Para esos casos lo mejor es decantarse por unos neumáticos All Seasons que te proporcionarán las prestaciones que necesitas haga el tiempo que haga.

Dinos qué coche tienes y te diremos qué ruedas necesitas

A la hora de cambiar las ruedas es muy importante que tengas en cuenta aspectos como el perfil de las llantas y la anchura de los neumáticos, pero antes de empezar a hacer búsquedas por Internet para comparar precios, ten en cuenta que no todos los neumáticos son adecuados para todo tipo de coches.

De la misma manera que unas zapatos de salón no te sirven para escalar montañas, unos neumáticos para un turismo no te servirán para un SUV, 4×4 o furgoneta. Las furgonetas están pensadas para el transporte de mercancías, siendo capaces de transportar cargas pesadas sin que eso suponga un esfuerzo excesivo, mientras que los turismos, SUV o todo terrenos están diseñados para transportar menos peso. De modo que si ponemos unas ruedas de turismo, SUV o 4×4 a una furgoneta el rendimiento del neumático se verá afectado.

En Zeetex, disponemos de una amplia gama de neumáticos categorizados por tipos de vehículo.

 

Ruedas para turismos

 

HP1000

Los neumáticos HP1000 de Zeetex destacan por el borde dentado de las estrías que reducen el nivel de resonancia, convirtiéndolo en un neumático ultrasilencioso. Además te ofrecen control del sobreviraje y alta precisión en la dirección, una notable estabilidad del vehículo al frenar en curvas y en el derrape lateral suave, así como una espectacular resistencia al aquaplaning gracias a sus estrías circulares y laminillas laterales.

 

ZT4000 4S – All Seasons

 

Su diseño unidireccional de la banda de rodadura con estrías más anchas garantiza la evacuación rápida del agua y ayuda a evitar el aquaplaning. Un neumático especialmente concebido para todo tipo de condiciones meteorológicas que garantiza un excelente rendimiento y seguridad durante todo el año.

 

 

Ruedas para SUV o todo terreno

 

SU1000

Los neumáticos SU1000 te ofrecen una estabilidad del vehículo mejorada y reducción de la distancia de frenado en superficies tanto secas como mojadas. El borde dentado de las estrías reduce el nivel de resonancia, convirtiéndolo en un neumático ultrasilencioso. Un neumático ideal para SUV y todo terrenos que te garantiza una conducción segura y confortable.

 

 AT1000

Estos neumáticos te proporcionan una gran comodidad en la conducción tanto en carretera como en montaña y buen manejo gracias a la base de goma especial. Además refuerza el agarre en seco y la respuesta de la dirección, ofreciéndote una tracción óptima sobre superficies mojadas.

 

 

Ruedas para furgoneta

 

AT1000 LT

Los neumáticos AT1000 LT de Zeetex te ofrecen una gran comodidad en la conducción y buen manejo gracias a su base de goma especial. Además están especialmente diseñados para adaptarse a cualquier tipo de terreno reduciendo el ruido considerablemente.

5 consejos a la hora de revisar la presión de tus neumáticos

Los neumáticos junto con el motor son el alma de un coche. Aunque en un coche todas las piezas son imprescindibles y funcionan como un equipo en el que cada pieza tiene su función. El motor es el que suministra la energía que, mediante el conjunto de transmisión, hace llegar su giro a las ruedas para el desplazamiento del vehículo. Y para que las ruedas funcionen correctamente hay que mantener la presión de los neumáticos al nivel recomendado por el fabricante.

La presión de los neumáticos influye en el comportamiento del coche, por eso es tan importante que la revises periódicamente. Además son la única parte del vehículo que está en contacto con la carretera. La presión afecta a la estabilidad y el frenado. De manera que es muy importante mantenerlos al nivel adecuado. Según datos de la DGT el 60% de los accidentes vienen provocados por fallos en los neumáticos.

Consecuencias de no mantener los neumáticos a la presión adecuada

 

Si llevas los neumáticos a una presión por debajo de la recomendada por el fabricante, el neumático se calienta y se desgasta más rápido y de forma irregular, lo que puede provocar que se salgan de la llanta o aumente el riesgo de aquaplaning.

Si en cambio te pasas de presión, se gastarán por la parte central de la banda de rodadura, afectando a la suspensión y el agarre. Por no hablar del consecuente gasto en neumáticos nuevos y demás piezas que se desgastan como consecuencia de una presión inadecuada.

Consejos a tener en cuenta a la hora de revisar la presión de tus neumáticos

 

  • – Realizar la medición en frío
  • – Parar el motor y dejar el coche con el freno de mano puesto
  • – Comprobar la presión una vez al mes como mínimo
  • – Adaptar la presión a la carga del vehículo y seguir el nivel de presión recomendado por el fabricante
  • – Comprobar que las válvulas no hayan perdido el tapón

 

Desde Zeetex España te recomendamos que sigas todos estos pasos, tanto por tu seguridad como por economía, ya que además de que reducirás el desgaste, ahorrarás en combustible.