Mes: agosto 2018

Qué tipo de neumático necesita tu furgoneta

De la misma manera que conducir un turismo no es lo mismo que conducir un todo terreno, una furgoneta o un camión; los neumáticos que debes llevar en tu vehículo, tampoco son los mismos. Pero además, dentro de la amplia gama de furgonetas que te ofrece el sector de la automoción, también hay diferencias.

Si tienes una furgoneta y debes cambiar tus neumáticos, es muy importante que sepas que debes elegir unos neumáticos especiales para furgoneta, ya que, entre otras cuestiones, el peso de tu vehículo es superior al de un turismo. De manera que si estabas pensando en comprarte unos neumáticos para turismo, lee este post para entender por qué esa no es una buena opción.

Aunque los neumáticos para turismo podrían soportar el peso de tu furgoneta, no te aportarían un rendimiento óptimo. Además se gastarían mucho antes que unos neumáticos especiales para furgoneta. De modo que esta opción no te interesa, ni por funcionalidad, ni a nivel económico. Pero tampoco te conviene en lo que a seguridad se refiere.

 

 

Razones por las que no es aconsejable poner un neumático que no sea especial para furgonetas

 

– Capacidad de carga

 

Cada tipo de neumático tiene un diseño específico en función de la carga que tenga que soportar. Mientras que los neumáticos para turismos suelen tener índices de carga de 84 a 100 kilos, los de furgoneta soportan desde 100 hasta 115 kilos.

 

– Velocidad

 

A diferencia de los neumáticos para turismo, los de furgoneta están pensados para velocidades máximas de entre 170 y 190 kilómetros por hora.

 

– Resistencia

 

Los neumáticos para furgoneta son más resistentes, ya que lleva un compuesto especial en los flancos para proteger al neumático de posibles roturas, pinchazos o reventones. Pero además la banda de rodadura está diseñada para aportar robustez a los bloques.

 

– Duración y desgaste

 

Aunque hoy en día se usan mucho como vehículos para viajar, las furgonetas tienen la ventaja de servir como vehículos para transportar mercancías. Por eso se fabrican pensando en una larga duración y un bajo desgaste.

Descubre de qué partes se compone un neumático

Si eres un apasionado de los coches, tal vez ya sepas de qué partes se compone un neumático y qué función tiene cada una de ellas. Conocerlas, te concede el privilegio de elegir bien el neumático que necesitas. Contribuye a tu seguridad, confort y ahorro en la carretera. Sin embargo, hoy te lo contamos para que puedas corroborar que estás al día de todos los detalles y comprobar que efectivamente, eres un profesional del mundo del motor.

 

Los neumáticos son una de las partes de un vehículo más importantes. Y es que son el único elemento que está en contacto con el pavimento. Por eso en Zeetex trabajamos constantemente en investigación y desarrollo de producto. Para ofrecerte neumáticos que te aporten la seguridad y confort que necesitas al volante. Los neumáticos se componen de 8 partes:

 

Flanco:

 

Es la parte lateral del neumático. Se fabrica con una goma flexible para que se adapte a las posibles deformaciones y además protege al neumático de golpes laterales.

 

Hombro

 

Es la parte del borde que encontramos entre la cara y la banda. Su grosor es más pronunciado ya que está diseñado para evitar roturas al dar golpes en los bordillos. Además distribuye el calor que produce el movimiento.

 

Talón

 

Se trata de la zona interior del neumático, entre la zona baja y la abertura que se ajusta a las llantas. Está compuesta por alambre de acero.

 

Zona baja

 

Es la parte inferior de la cara del neumático, justo por encima del talón.

 

Banda de rodadura

 

Esta parte es la que está en constante contacto con el pavimento. Está diseñada para aportar adherencia. De ella depende la seguridad a la hora de conducir. También permite que el agua se desplace por debajo del neumático para evitar el aquaplaning.

Lonas de cima:

 

Las lonas de cima están compuestas por unos cables de fibras textiles muy finos y resistentes puestos en arcos que tienen ángulos rectos. Están dentro de las cubiertas y sirven para controlar la presión, garantizando además la robustez y flexibilidad del neumático.

 

Lonas de carcasa

 

Se componen de cables de acero, delgados y resistentes, cruzados en forma oblicua y unidos, formando unos triángulos para evitar que se deformen.

 

Revestimiento interior

 

Es la cara interna hecha de goma que sirve para retener el aire y proporcionar la estanqueidad.

 

¿Coinciden estas partes con las que tú sabías? Sea como sea, las partes más importantes a la hora de detectar si tus neumáticos necesitan mantenimiento o cambiarlos por otros nuevos son: el flanco, la banda de rodadura y el talón.